¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

preguntas@infotopo.com

 0
clarificante para agua de piscinas

El clarificante para agua de piscinas es un producto químico muy común en el mantenimiento de piscinas, junto con otros, como el antialgas, el cloro y los reguladores de pH. Es un producto formado por polímeros sintéticos cuya principal función es devolverle la cristalinidad al agua. Esto lo hace conglomerando aquellas pequeñas partículas en suspensión que no pueden ser retenidas por los filtros,  formando entonces partículas de mayor tamaño, que luego decantan al fondo de la piscina y son fácilmente recolectadas por el limpiafondos.



¿Cómo usarlo?

Su dosificación consiste en 1 litro de clarificante cada 200.000 litros de agua. Al incorporar el clarificante a la piscina, se enciende el filtro en modo recirculación durante dos horas. Pasado el tiempo, con el filtro apagado y sin que nadie use la piscina, se deja toda la noche decantando (aproximadamente diez horas). Al día siguiente se barre el fondo de la piscina con el limpiafondos.

 

 En la manipulación de los clarificantes, hay que tener cuidado de no entrar en contacto con la piel y fundamentalmente mantenerlo alejado de los niños.

 

Existen clarificadores, que además de quitarle la turbidez al agua, tienen poder desinfectante, es decir, eliminan muchos de los microorganismos que se encuentran en ella. No obstante, este proceso de desinfección necesita complementarse con el agregado de cloro, el agente desinfectante más importante para el mantenimiento de piscinas. Para que el cloro funcione correctamente, su concentración en el agua debe comprender entre 0,5 a 2 ppm (partes por millón) y el nivel de pH debe oscilar entre 7,2 y 7,6. En caso de salirse de ese rango, se adicionan productos reguladores de pH para incrementarlo o para reducirlo.



Es importante tratar el agua

La turbidez del agua aumenta con la cantidad de bañistas, la contaminación ambiental, la lluvia y también las altas temperaturas, que favorecen la proliferación de los microorganismos. La importancia de eliminar la turbidez del agua consiste en que estas impurezas se convierten en alimento para algas, provocando superficies verdes y resbaladizas, y también en alimentos para hongos y bacterias, aumentando en los bañistas el riesgo de contraer patologías. Para las algas ya existentes, se incorpora producto antialgas. En el tratamiento del agua, es imprescindible poner en funcionamiento el sistema de filtros y en temporada de baño se aconseja hacerlo de forma diaria.

» ¿Encuentras útil la nota?
               ¡Compartela! FacebookGoogle+PinterestTwitterEmail
Matias Pigna

Soy profesor de educación media al cual le gusta abrir y reparar cuanto objeto no funcione, aunque algunas veces me sobran tornillos :) Tengo una fascinación por los deportes acuáticos, y algunos veranos atrás trabajé de socorrista en las playas de Barcelona. En infotopo principalmente colaboro con notas deportivas y técnicas, como buen geek que soy.

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *