¿Cómo evitar roncar? Prevención y tratamientos

¿Cómo evitar roncar?

El ronquido es mucho más que molesto: es un trastorno para quién lo padece en carne propia como para sus compañeros de habitación. Esta nota explica cómo evitar roncar, ya que no es solo un sonido molesto, sino que puede estar asociado a problemas graves de salud como las apneas, y, por tal motivo, no está de más conocer métodos preventivos y tratamientos para hacer frente a este síntoma antes que se desemboque en trastornos con mayores complicaciones.

Aunque estos episodios dan lugar a bromas, el tema es bastante serio y debe ser motivo de consulta médica de manera precoz, para prevenir problemas mayores.



¿Cómo reducir los ronquidos?

Para aplicar medidas preventivas y conocer los posibles tratamientos, primero debemos saber las causas que le dan lugar para poder controlarlas, entre ellas:

  1. Debilidad de los músculos de la garganta, haciendo que se cierre durante el sueño.
  2. Obesidad central o androide (la grasa que se deposita a nivel del abdomen) lo que dificulta el trabajo de los músculos del diafragma, órgano fundamental de la respiración.
  3. Grasa que se acumula a nivel de la garganta, haciendo que los músculos periféricos estén menos firmes y se produzca mayor vibrato.
  4. Obstrucciones nasales (mucosidad).
  5. Consumo de alcohol (ya que relaja los músculos de la garganta).
  6. Dormir boca arriba (debido a la posición de la tráquea, la lengua cae fláccida obstaculizando el ingreso del caudal de aire).
  7. Tabaquismo
  8. Estrés

 

Todos estos factores pueden ser desencadenantes y/o agravantes del ronquido, aunque se debe diferenciar uno ocasional (por cansancio excesivo) del ronquido frecuente debido a una o más causas combinadas de la lista mencionada.

 

 «El ronquido es un fenómeno acústico que tiene lugar durante el sueño como consecuencia de las cuerdas vocales y de distintas estructuras naso-orales, a nivel de las vías respiratorias superiores, que se produce por una resistencia directa del flujo de aire en este sector del sistema respiratorio.»

 

Cuando el ronquido deja de tratarse de un episodio aislado para volverse un invitado indeseado de todas las siestas y noches, llegó la hora de acudir a un tratamiento inmediato, ya que al roncar dejamos de respirar, lo que se conoce como apnea del sueño, y esto hace que no le llegue suficiente oxigeno al cerebro, pudiendo ocasionas trastornos como:

  1. Cansancio recurrente (mayor torpeza y posibilidad de accidentes).
  2. Falta de capacidad para concentrarse durante el día.
  3. Enfermedades cardio -respiratorias.
  4. Hipertensión arterial.
  5. Deterioro de la calidad de vida personal y social.

 



Métodos preventivos:

  1. Bajar el peso y mantenerlo en valores normales
  2. Dejar de fumar
  3. No tomar alcohol
  4. Dormir de costado, incorporando una buena almohada y colchón
  5. Cenar liviano y no acostarse inmediatamente luego de comer
  6. No ingerir pastillas para dormir.
  7. Acostarse siempre a la misma hora.

Tratamientos:

  1. Presión continua de aire en la vía superior ( PCAVS): es una maquina que proporciona aire a presión durante la noche, a través de una mascarilla lo que permite abrir las vías respiratorias.
  2. Cirugía: es el método extremo, cuyo objetivo es desobstruir las vías respiratorias superiores.

Ante el primer síntoma consulte a su médico, es mejor prevenir que curar!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios en “¿Cómo evitar roncar? Prevención y tratamientos”

    1. Hola Antonio! Es un trastorno complicado que tiene varios niveles, de leve a peligroso. Si duermes con una pareja podrá constatar que roncas y que, en determinado momento, el ronquido se interrumpe para retomar segundos luego con fuerza (daría la sensación de que estabas reteniendo el oxígeno hasta que de pronto vuelves a tomarlo). Durante el día el cuadro es compatible con dolores de cabeza, falta de concentración, sensación de haber maldormido. Recomiendo lo que se llama «estudio del sueño», que en pocas palabras es pasar una noche en una clínica monitoreado con sensores. Eso determina la cantidad de apneas que tienes promedio, y por ende se estable es de grado leve, moderado o grave, y se determina un tratamiento según el caso. Saludos y mucha suerte!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *