¿Cómo planear, fijar metas y organizar la rutina del año? 20 tips

rutina del año

Estudios recientes indican que acciones como la planificación y organización pertenecen al área ejecutiva de nuestro sistema cerebral, tan inherente al ser humano por nuestra necesidad imperiosa de anticiparnos y prepararnos. Esto de algún modo es muy productivo para:

  1. Reducir la posibilidad de errores evitables.
  2. Disminuir la ansiedad.
  3. Reforzar nuestra autoconfianza.

El inicio del año, y las vueltas de las vacaciones, nos van dando cuenta que es hora de comenzar a reorganizar nuestra vuelta a la vida normal, esa rutina tan cotidiana que un poquito nos pesa y cuesta… aún más cuando nuestros trajes de baño aún contienen restos de sal y nuestras zapatillas vestigios de arenas blancas que se acaban de derramar en la alfombra al desarmar la valija. Pero bueno… hemos llegado a casa y ese es la aviso de que el descanso ha cesado y es hora de recomenzar!

Para plantear, fijar objetivos y organizar lo que serán las actividades del año, será necesario:

  1. Tomar lápiz y papel para que todo quede documentado.
  2. Marcar en un calendario las fechas claves, como inicio de clases, primer día de trabajo, etc.
  3. Planificar qué nos hace falta en lo inmediato para comenzar con cada actividad: útiles escolares, uniformes, y más. De ser posible estipular una fecha para realizar dicha tarea. No dejar todo para último momento!
  4. Plantear las actividades, su frecuencia, y organizar cómo repartirlas. Si hay niños hacerlo con el padre de estos para que todo funcione como un mecanismo de reloj.
  5. Intentar pensar un plan B en caso que surjan obstáculos.
  6. Tener personas disponibles para que puedan ayudarnos en caso de urgencia o suma necesidad.
  7. Establecer prioridades: primero están las responsabilidades.
  8. Saber delegar es imprescindible en todos los órdenes de la vida.
  9. Crear recordatorios.
  10. Fijar metas reales y viables para evitar frustración.
  11. No programemos más de los que nos será humanamente posible.
  12. No cargarnos de responsabilidades, ni asumamos compromisos, que no podremos cumplir.

  1. Decir no a tiempo muchas veces evita males mayores.
  2. Elaboremos una listas de cosas que nos gustan realmente y que nos hacen bien; luego podremos elegir las que más se adecuen a nuestra vida actual, y dejar las demás para otro momento.
  3. Debemos ser flexibles ya que muchas veces debemos improvisar.
  4. Las metas más viables son las de corto plazo.
  5. Ser optimista incluso al programar.
  6. Chequear nuestra lista al menos una vez al mes.
  7. Ser prudentes.
  8. Pensar que todo saldrá bien.
» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BuscaTopo

¡Quiero saber más!