¿Qué hacer en Semana Santa?

¿Qué hacer en Semana Santa?

La Semana Santa es un periodo central en el año litúrgico de los cristianos, donde se recuerda la Pasión, el vía crucis y la indefectible muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Pero también se trata de una jornada de días feriados donde dispondremos de tiempo para desarrollar aquellas actividades que venimos postergando, o para realizar salidas diferentes. Por eso, es más que oportuno hacer planes que propicien el encuentro con los seres amados, compartiendo y reactualizando, al mismo tiempo, lazos cada vez más añosos y auténticos.

La fe y el ocio se entremezclan en esta jornada de esperanzas renovadas, el mejor instante para disfrutar, abrir el corazón y estar unidos. ¿Dónde? En distintos ámbitos que inviten a la plática, la serenidad y, ¿por qué no?, a la sana diversión.

Hay muchas actividades que pueden llevarse a cabo durante la Semana Santa, y en esta nota las dividiré en dos grupos: el primero centrado en el ocio compartido; el segundo orientado a la fe cristiana y el sentimiento religioso.



 Actividades con amigos y familiares…

  1. Pasar unas horas en una plaza para conectarse con el verde, tal vez degustar una deliciosa rosca de Pascua o visitar las ferias. Es buena idea que todos lleven comidas y bebidas diferentes para sorprenderse (bebidas gasificadas, jugos, licuados, infusiones, bocados dulces, snacks salados, etc.).
  2. Visitar un museo o algún centro cultural.
  3. Salir a andar en bicicleta, o patinar con rollers, con patines o sobre hielo!
  4. Acercarse a una playa de río o mar para compartir un picnic en familia.
  5. Pasear por el campo, una estancia o pradera a media tarde.
  6. Realizar una pequeña reunión en una casa con jardín para compartir en armonía.
  7. Leer un buen libro o escuchar música recostado al aire libre.
  8. Visitar a un viejo amigo o familiar que hace mucho no vemos (en su defecto, comunicarse por teléfono!).
  9. Escribir hermosas cartas o textos a personas que queremos mucho. Si somos creativos, podemos adornarlas con dibujos, stickers, y collages.
  10. Almorzar en un club o restaurante con un grupo grande de amigos o familiares.
  11. Organizar campeonatos de juegos de mesa o naipes por equipos y con premios.

Para los que busquen goces más espirituales…

  1. Reconciliarnos con las personas que estamos disgustados.
  2. Visitar Tierra Santa: un lugar Mágico, donde se logró recrear la vida de Jesús en tiempo y espacio.
  3.  Asistir a las misas multitudinarias que se celebran en grandes catedrales o plazas públicas para vivir la emoción de ese clima tan especial, que nos permite palpitar ese tiempo tan sagrado con el fervor a flor de piel.
  4.  Transitar una procesión y reconfortarse con esa energía tan pura y estable.
  5. Reunirse a ver una película como La Última tentación de Cristo, Moisés, Noé, etc.
  6. Llevarle flores a los seres amados que se han ido.


Como puede verse, son muchas las actividades que podemos desarrollar, grandilocuentes como viajes y excursiones o sencillas y humildes como contemplar una puesta de sol; pero lo más importante es, que sea lo que fuere, lo podamos compartir con alguien, para dar y recibir amor, respeto y alegría.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *