Bonsái para principiantes paso a paso

Bonsái para principiantes paso a paso

El bonsái es una técnica que nació en China que tenía como fin reproducir arboles de la naturaleza en tamaño miniatura contenidos en una maceta, este luego llegó a Japón, y así fue evolucionando hasta como lo conocemos hoy. Esta técnica genera fascinación no solo para los amantes de la jardinería y la botánica, sino también para las personas en general que se rinden ante la belleza y el encanto de estos micro arbolitos.

Un bonsái no es un árbol o un arbusto genéticamente pequeño, sino que se consigue su forma y tamaño tan particular a partir de diferentes estrategias, como son la poda, el injerto y el alambrado de hojas, tallos, y raíces en un periodo determinado, dependiendo de la especie. (ver también: El bonsái y sus cuidados básicos generales).



Para los aficionados que quieren incursionar en el arte del bonsái, lo que deben tener en cuenta, es:

  1. No existen semilla de bonsái: lamentablemente no plantamos una semilla y crece un bonsái, sino que por distintas técnicas mantenemos un árbol normal con un tamaño bien reducido.
  2. Consiga una maceta que le guste, hay vasijas especialmente pensadas para cultivar su bonsái.
  3. El suelo es muy importante para mantener un bonsái sano y copioso. Este debe ser aireado y tener un buen drenaje; lo mejor es adquirir suelos especiales para bonsái, listos para usar, que cuentan con los elementos necesarios para que su especie enana se desarrolle y se mantenga en óptimas condiciones.
  4. A pesar de que cualquier tipo de árbol podría ser transformado en bonsái, lo cierto es que la escasa profundidad de la maceta o recipiente contenedor es un factor limitante. De este modo deben saber que hay especies que se adaptan mejor a este arte, como son los de hojas perennes, por ejemplo: pinos, azaleas, cipreses, cedro, camelia y granada, entre las más conocidas.
  5. No riegue su bonsái todos los días, sino solo cuando este necesite agua.
  6. Rocíe sus hojas para mantener su follaje verde y sano.
  7. Las raíces se podan una vez por año, y es necesario trasplantarlo para brindar nutrientes de nuevos suelos.
  8. La época de poda dependerá de cada especie.


Sepan que hay cursos donde se puede aprender a realizar la técnica de bonsái de manera efectiva, dictados por expertos en la materia. El resto es dedicación, paciencia y amor por este arte sencillamente cautivante.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *