Diferentes tipos de persianas enrollables

tipos de persianas enrollables

De entre todas las persianas habidas en el mundo, la clase de persianas enrollables suele ser la opción más elegida a la hora de complementar nuestras ventanas, ya que son muy prácticas, fáciles de limpiar, y verdaderamente durables.

Las persianas (o cortinas de enrollar) consisten en pequeñas laminillas unidas por guías o ganchos metálicos, generalmente galvanizados, que se manejan con una correa o manivela para subir o bajar alternativamente. Permiten regular la cantidad de luz que ingresa a los ambientes, y protegen nuestras ventanas de los agentes climáticos, como vientos y tormentas. Además, cuando están totalmente cerradas, ofrecen un sellado franco de la abertura, reteniendo tanto el calor generado por los calefactores como la baja temperatura de los acondicionadores de aire, logrando de este modo aclimatar perfectamente los hogares.

Los tipos de persianas enrollables se diferencian por distintos materiales, como PVC, madera y aluminio, siendo esta última el modelo más liviano, moderno, fácil de mantener, y también el más perdurable.



Las persianas de enrollar se clasifican dentro de estos tres diseños:

  1. Persianas con rodillo: son las que presentan una pieza central cilíndrica donde se envuelve la cortina al subirse y en posición abierta, tan sólo tirando la cuerda o moviendo la manivela; claro que, de la mano del confort, llegaron modelos más modernos, que cuentan con un dispositivo eléctrico que las sube y baja automáticamente, sin el menor esfuerzo muscular de nuestra parte. En el mercado existen nuevos diseños, principalmente en plástico y aluminio, con celdillas inyectadas con una espuma de poliuretano que sirve como aislante tanto térmico como acústico. También las más novedosas han incorporado un sistema autobloqueante que evita que la misma sea abierta desde el exterior, dando una mayor seguridad y protección a las viviendas.
  2. Persianas americanas: éstas son algo menos contundentes que las anteriores; mucho más ligeras y delicadas, no requieren guía en el marco de la ventana, ni tampoco una pieza tapa-rollo; se manejan con un listón o lazo, que permite subirla y bajarla, regulando en distintas posiciones la intensidad de luz que ingresa a la casa tan sólo con un leve movimiento de muñeca.
  3. Black out o roller: son un tipo de cortinas de ultima generación, con una gran cantidad de diseños, colores y texturas que permiten una mejor adaptación a todo tipos de ambientes, otorgando una estética simple, moderna y despojada, y complementando un diseño de ambientes integral.


Las persianas de enrollar son una excelente alternativa de diseño, dinamismo y versatilidad para proteger, decorar y personalizar nuestros espacios con un elemento simple, práctico y durable.

 

 La palabra «persiana» proviene del francés, “persiene”, que significa «Persa», pues de Persia provienen las primeras, si bien se hicieron famosas en Venecia, la primera ciudad de Europa que las comercializó.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios en “Diferentes tipos de persianas enrollables”

    1. Isabella Colombotto

      Hola Sofia. Bueno son dos materiales bien diferenciados; el pvc permite facilidad de limpieza, color a elección (persianas blancas, grises, negras, verdes, etc.). Es un material liviano (aún más que el aluminio), no requiere mantenimiento, y es flexible (lo que lo vuelve apto para resistir golpes, pelotazos, piedras, ramas sin que queden abolladuras). El aluminio es rígido y fuerte, y permite acabados metalizados. Puede llegar a oxidarse (se le producen manchas blancas en raras ocasiones, nada que un limpia metales no pueda sacar). Refleja el sol y por eso es preferido a la hora de climatizar. El aluminio, según la fachada particular de la casa o edificio, se lo emplea para complementar la línea de diseño (por ej., cuando se emplean barandas y cerramientos del mismo material). Creo que un poco se trata del acabado final que buscas, pues ambos materiales son versátiles, modernos, y no requieren el mantenimiento casi anual de las persianas de madera. Besos, y suerte en la elección! Isa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *