¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

El 25 de Mayo de 1810; una historia argentina

 0
El veinticinco de mayo

Un relato histórico

Juan José preparaba su desayuno temprano. Siempre había sido mañanero y no dormilón. Pero ese día 20 de mayo el frió invernal no lo arropó en su cálida manta. Es que en cualquier momento llegaría su amigo Castelli: ese tocayo porteño al que llamaban “el cordobés”, porque su padre de joven lo había llevado a estudiar al Colegio Monserrat de Córdoba. Paso y Castelli se habían hecho amigos en ese Colegio Mayor. Los convocaba la gesta de mayo.

No habían pasado veinte minutos cuando sonó un fuerte aldabonazo en la puerta. Juan José dio un respingo y corrió a abrir. Apenas si tuvieron tiempo para un saludo.



– Este domingo no es día para ir a misa. Habrá jaleo si Cisneros no tiende la realidad que vivimos-  De frontón Castelli adelantó su pronóstico. Llevaba su espíritu sobrecargado. Era un hombre de acción, a quien la filosofía de la Universidad de Charcas no frenaba sus impulsos.

– Cuéntame las novedades, Juan José. Sobre todo me desvivo por saber si habrá pelotas suficientes en Cornelio, a la hora de apartar al Virrey-  El cordobés Paso puso en evidencia que los seis años que le llevaba a su amigo, lo hacían ir al grano con más rapidez.

– Yo espero que sí, tocayo. Saavedra será conservador,  pero no un reaccionario. De comerciante ha pasado a vestir uniforme militar. La suerte que tenemos es que el regimiento que le ha tocado dirigir, lleva las insignias de los patricios.  Como los patricios han nacido en defensa de “la patria”, ten por seguro que Cornelio dará su vida por su defensa.

– Dios te oiga, “cordobés” ¿Cuáles son los pasos a seguir que tenemos por delante?

 El proceso “revolucionario” se estaba gestando.

– Estamos esperando noticias sobre la respuesta de Cisneros a nuestra petición de convocar a un Cabildo Abierto. Se lo han pedido, a nombre del pueblo, Cornelio y Manuel Belgrano-

– Entonces: ya tenemos una prueba de la posición del, hasta hoy, reticente, Cornelio-

– Es que ha comprendido que al haber los franceses  ocupado la integridad del territorio Borbón, salvo Cádiz, España no existe como sustento del poder colonial en América-

– Claro- acotó el porteño  -ha probado “las uvas” y las ha encontrado maduras-

– Muy fina tu ironía Juan José-  continuó Paso  -ya no puede seguir sosteniendo  que las “brevas no están maduras”-



 

Descargue el artículo completo

El 25 de Mayo en Argentina

 





» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Humberto Quiroga Lavie

Nací en Buenos Aires. Fue el 10 de noviembre del año 36 del siglo XX. Ese día murió José Hernández, curiosa circunstancia: la tradición ha acompañado mi vida.
Mi padre fue Noé Humberto Quiroga, un ingeniero que pavimentó, a diestra y siniestra, muchos caminos de la querida patria. Mi madre fue Angélica, un ángel simple, que enfermó cuando me ausenté de su lado para estudiar derecho en la ciudad capitalina. Lavié fue su apellido: no dejes de usar el apellido de tu madre pues a ella le debes la vida.
Es por eso que me conocen como Humberto Quiroga Lavié.

¡Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *