¿Cuánto dura el puerperio? Etapas de la involución uterina

puerperio

El puerperio se define como el período de tiempo post parto, que dura aproximadamente entre 6 y 8 semanas (42-56 días), que se requiere para que el cuerpo de la incipiente madre recupere su condición pre-gestacional; ya que durante el embarazo ocurren cambios hormonales, anatómicos y fisiológicos, para permitir el crecimiento y desarrollo del feto en el vientre materno.



Etapas de la involución uterina

  1. Puerperio inmediato: comprende las primeras 24 horas post parto, donde recién se ha dado a luz. El pulso se haya entre 60 y 70 pulsaciones por minuto, el útero se encuentra dilatado, y el endometrio aún no ha comenzado su tarea regenerativa.
  2. Puerperio mediato: abarca desde el segundo día al decimo del post parto. Aquí el fondo del útero desciende 2 centímetros por día aproximadamente, y el endometrio comienza a regenerarse.
  3. Puerperio alejado: se extiende hasta los 45-55 días luego del parto, donde muchas veces el retorno de la menstruación está próximo, poniendo fin a esta etapa puerperal.
  4. Puerperio tardío: este puede llegar hasta los seis meses post parto, sobre todo ante una lactancia tardía y activa. Aquí el cuerpo prácticamente ha recuperado sus características pre-parto.

 

La etapa del puerperio se caracteriza por un sin número de cambios anatómicos y psicológicos.

 

Claro que esta etapa biológica no es estática, y debido a que conlleva cambios hormonales, funcionales, y morfológicos que se deben normalizar, esta puede ser tan variable como mujeres hay en el mundo.



En si mismo el puerperio suele durar algo más de 40 días, y se caracteriza por un torbellino de emociones nuevas que requieren más que de este plazo para asimilarse.

Claro está que no hay una regla matemática que determine el tiempo exacto en que el organismo se normalizará; lo cierto es que lo mejor es centrarse en el nuevo ser, en reforzar ese vinculo madre-hijo y amamantar, ya que además de favorecer a ambos permite que el útero se recupere más rápidamente, debido a que la succión del neonato favorece las contracciones del útero, aumentando su elasticidad, lo que facilita una más pronta recuperación en general.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *