Detectives privados por infidelidad o sospechas

detectives privados por infidelidad

A lo largo de la mitología, tanto griega como romana, los celos existieron desde el inicio del mundo. Hera (Juno en la mitología romana) legítima esposa de Zeus, dios de todos los dioses, fue conocida como celosa y vengativa. Las constantes infidelidades de Zeus y los hijos que tenía producto de estos amoríos provocaban la ira persistente en la diosa Hera, por lo que los celos no son cosa moderna ni tiene que ver con todas las posibilidades de comunicación tecnológica actual. En la esencia del hombre y la mujer está este sentimiento, pero pasa que algunos individuos no lo puedan controlar y llegan a contratar detectives privados para saber si su pareja tiene o no alguna otra relación amorosa.



Las sospechas comienzan con llamados a deshoras, salidas que antes no se hacían, un arreglo personal al que no se le daba mucha importancia. Todos estos son detalles que hacen sospechar; entonces acá entra en escena el detective contratado por quien se siente engañado.

 

El profesional pondrá todas las cartas sobre la mesa y le mostrará la verdad aunque sea muy dolorosa.

 

¿Cómo se desempeñan éstos profesionales?

El profesional comenzará con un cuestionario sobre las actividades personales y profesionales del presunto infiel (hombre o mujer). Horarios laborales, amigos, lugares que frecuenta, tal vez algunos números telefónicos y todo detalle que pueda servirle para armar un mapa del movimiento de la persona en cuestión.

Uno de los elementos irrefutables que le mostrará a su cliente serán fotografías. Obviamente que tendrá que ser sumamente cauto para no ser descubierto sino todo el trabajo sería un fracaso.

Hay que tener en cuenta que el profesional no trabaja solo, sino que tiene un equipo que colabora con él, y distintos vehículos para seguir su objetivo y no ponerse en evidencia. Otros elementos imprescindibles para su investigación son las cámaras fotográficas y de video con potentes lentes y zooms para poder captar el objetivo sin tener que acercarse mucho a él.



Los equipos tecnológicos también se complementan con las relaciones interpersonales y los contactos qué hará el investigador. Se acercará a los porteros y camareros de los bares que frecuenta el supuesto infiel, tal vez se relacione con alguien del ámbito laboral, o con algún integrante del círculo amistoso.

En fin, una tarea que parece fácil y hasta divertida no lo es. No todo será como en las películas al estilo de James Bond. Es un trabajo que requiere de mucha paciencia, de intuición y cuidado para encontrar datos sin levantar sospechas.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios en “Detectives privados por infidelidad o sospechas”

  1. Últimamente tengo la sospecha que mi marido me engaña con otra… pero es solo una sensación… no tengo nada concreto ¿hay algún dato al que deba prestar atención para detectar si él me es infiel? ¿alguna actitud que evidencia la infidelidad en la mayoría de los casos?

    1. Isabella Colombotto

      Hola Chipi. Mira, depende de la persona. A veces son señales que la persona salga por cualquier excusa no más de cinco minutos llevando encima su celular. Hoy día los celulares son contexto de mensajes, fotos, llamadas, emails, todo centralizado en un aparato. Cuando la custodia de ese aparato comienza a ser obsesiva, podría indicar infidelidad. También horarios extras de trabajo repentinos y seguidos, o viajes insospechados «por trabajo». Espero que no sea el caso! mucha suerte!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *