Descubre cómo disimular las orejas grandes

¿Cómo disimular las orejas grandes?

Si te observas al espejo y tu vista irremediablemente salta hacia aquellos cartílagos auditivos que posees a los costados de tu cabeza, ya sea porque no te gusta su forma, o tal vez porque éstos son el motivo de complejos cuya raíz se remonta a tu infancia (a mi pobre hermana solían llamarle Dumbo sus compañeritos), voy a enseñarte cómo disimular las orejas grandes que tanto te incomodan. Has de saber que no hace falta recurrir a una milagrosa cirugía plástica para echar manos al asunto, sino que con algo de ingenio y mucha creatividad se logra salir airoso y feliz de dicho dilema.



 Si queremos ocultar las orejas, podemos:

  1. Usar un peinado en degradé con algo de volumen; la idea es no lucirlo «llovido» ya que ellas se asomarán descaradamente a través de nuestra melena lacia.
  2. Siempre llevar el pelo suelto! ya que un recogido las hará más evidente.
  3. Recurrir a gorras o sombreros al mejor estilo ciudadanos franceses.
  4. Utilizar binchas gruesas o bandanas.

 

En cambio, si queremos distraer la atención:

  1. Las gafas son una excelente alternativa para balancear unas orejas imponentes.
  2. Utilizar un hermoso lápiz de labios para llevar la mirada a esa boca sensual y que se olviden de las orejas!
  3. Nunca usar aros enormes, porque lejos de disimular se resaltará el tamaño de las orejas.
  4. Resaltar los ojos con un maquillaje seductor (intentar hacer los ojos más grandes) para que todos queden obnubilados con una mirada intensa y audaz y no puntualicen en las partes que queremos ocultar.


Como pueden ver hay muchas estrategias que podemos implementar para disimular unas orejas grandes, pero lo más importante, a mi humilde entender, es cultivar la seguridad individual, la actitud positiva y acompañarlas con una bellísima sonrisa; no hay nada que pueda con esto; ni siquiera unas orejas voluminosas.

Créanme, practiquen el hermoso ejercicio de ser quienes son sin tapujos y vayan orgullosos por la vida! Porque lo importante es la actitud, esa energía avasallante que todo lo puede.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *