¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

 0
Música infantil para cumpleaños

La música es tan antigua como ser humano, y es el idioma universal: nos pone de buen (o mal) humor, nos trae recuerdos, o nos llama a mover el cuerpo y bailar, que es, también, otro ejercicio que tiene la edad del primer hombre sobre la Tierra.

En las animaciones de cualquier fiesta casi se puede decir que es el protagonista fundamental, y la música infantil para cumpleaños, que no es la excepción, requiere de la misma exigencia que cualquier otro preparativo o actividad recreacional, porque de niños se trata, y a su felicidad nos debemos.



Para elegirla correctamente, hay varias recomendaciones que quiero proponerte:

  1. Céntrate en la edad promedio de los niños que asistirán, porque no es lo mismo infantes de 4 o 5 años, que niños de 7 u 8, ni los que están llegando a la primera década en cuanto a gustos musicales y formas de conectarse y disfrutar de la melodía. Diría que hasta el tipo de fiesta será totalmente diferente.
  2. Indaga dentro de la música actual, que cambia año tras año. Pregúntales directamente lo que ellos prefieren, y habla con otros padres —con niños de la misma edad— para aumentar el repertorio. También presta atención a las cortinas musicales y melodías de fondo en los programas infantiles de TV, eso nunca falla. Tampoco es mala idea informarte con el empleado de un negocio de música para que pueda asesorarte sobre lo que se está vendiendo mucho por estar de moda.
  3. Por supuesto, hay clásicos que están siempre vigentes, que los anima a soltarse o sentirse “más a gusto”, y por ende favorece la diversión sin límites; estos clásicos, aunque son “de ayer”, no deben faltar en ningún festejo infantil, y algunos ejemplos de ellos son: la música de Xuxa, “Juguemos en el bosque”, las canciones de Gaby, Fofó y Miliki (“la gallina turuleca”), canción del “veo-veo”, “Manuelita la tortuga” y demás clásicos de María Elena Walsh, “La vaca lechera”, tal vez alguna que otra melodía de Pipo Pescador, y, por cierto, la música de las películas de Disney y Pixar.
  4. En todos los casos, cuando se trata de chicos las melodías deben ser ágiles, divertidas, con ritmo, apuntadas a generar ese ambiente animado, propicio para festejar: ritmos que inviten a bailar, jugar, reír y compartir con felicidad.

Y si no se animan a seleccionarla ustedes mismos, siempre se puede contratar un DJ de música infantil, que en estos casos es común que también cumplan el rol de animador. Estos profesionales de la diversión infantil llegan a nuestras casas equipados y preparados para que todo funcione sobre rieles, y la fiesta resulte todo un éxito.



La música es mágica, magnética, y tiene un gran efecto en todas las personas, sobre todo en los más pequeños.

 

Hay estudios realizados que aseguran que los bebes son cautivados por la música ya desde el vientre materno, comenzando a formarse desde allí su “gusto musical”, su carácter y su sensibilidad.

 

¿Alguien podría imaginarse una fiesta sin música? Claro que no!, sería la respuesta obvia, porque sin ella no habría fiesta. Lo mismo sucede con los niños. Ya lo saben: música inocente pero divertida, pegadiza y con ritmo, para que ese cumpleaños infantil salga tal cual lo imaginaron y quede grabado en sus corazones para siempre.





» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Isabella Colombotto

Ratona de biblioteca, trabajo de correctora part-time para varios sellos editoriales. Cuanto cae en mis manos lo leo, desde un libro hasta la etiqueta del shampoo! :P (y por ahora no uso anteojos!)

Google+ 

¡Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *