Prevención: ¿cómo evitar los piojos en los niños? Recomendaciones

¿cómo evitar los piojos en los niños?

La prevención es la mejor forma de evitar los piojos en los niños, puesto que al prevenir nos eximimos de inconvenientes mayores que estos puedan traer aparejados.

Los piojos son insectos que habitan nuestras cabelleras ya que se alimentan de nuestra sangre. Su picadura irrita y causa prurito que al rascarse puede derivar en descamación, lastimaduras, e hipersensibilidad del cuero cabelludo.

Lo cierto es que existen formas de prevenir estas pequeñas plagas y a continuación se las detallamos.



Para prevenir

  1. Como primera medida los chicos deben llevar el pelo corto y las nenas recogidos, si es trenzado mejor aún, sobre todo si van a estar en contacto con otros niños en la escuela, casa de amigos, parques, clubes, y/o piscinas.
  2. Colocarle un repelente en aerosol hecho a base de sustancias con olor potente que evita que se suban a bordo de la cabezas de los chicos o adolescentes.
  3. Hacerle comprender a los pequeños que deben intentar no estar todo el tiempo con la cabeza pegadas a otros, aunque claro no es algo muy fácil de lograr. Y en caso que no estén en la escuela el uso de gorras puede ayudar verdaderamente.
  4. Evitar que compartan elementos de uso personal, sobre todo peines y cepillos porque esta es la vía de contacto más específica con los piojos y donde es más factible de propagar de una cabeza a otra.
  5. Que los niños eviten guardar todos los sweaters juntos porque algunos piojos o liendres pueden estar allí y pasarse de prenda en prenda propiciando el contagio.
  6. Pase el peine fino todos los días para que en caso de haber algún visitante sea extraído tempranamente antes de que puedan proliferar.
  7. Si son más grandes promover el uso del peine finito que lo puedan pasar ellos mismos, esto hace una gran diferencia. En algunos países del mundo se está imponiendo este hábito con resultados francamente muy alentadores.
  8. Demás estar decir que mantener la cabeza limpia es fundamental para evitar que los piojos colonicen las cabelleras.
  9. Hacer un tratamiento semanal con algún spray, emulsión oleosa, o también una solución de vinagre de manzana (como opción casera).


Con estas medidas nos aseguramos cabecitas de chicos sin piojos, y cabezas de padres despreocupadas! Sin dudas… buena combinación!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *