¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

El riego por goteo: sistemas y características

 0
riego por goteo

El riego por goteo (también conocido como gota a gota) es un método de irrigación de baja presión, en el cual se suministra agua de manera lenta y controlada; por consiguiente no produce encharcamiento en la tierra ya que la humedece de forma pausada e ininterrumpida, lo que asegura una efectiva absorción y aprovechamiento hídrico.

Lo importante es que a través de este sistema de riego puede cuidarse un recurso tan importante como es el agua, ya que por su dosificación en gotas se evitan derroches innecesarios sin sacrificar la humectación correcta de los suelos.



El riego gota a gota es ideal para cultivos en líneas o plantas aisladas, en árboles frutales o jardines, ya que puede adaptarse de manera simple a las diferentes características de la tierra y a las necesidades de cada especie vegetal.

 

El sistema por goteo consiste en unas tuberías por dispersores, que se ubican estratégicamente para que el agua llegue directamente a la zona radicular de la planta.

En cultivos de gran escala este se automatiza gracias a un programador que permite decidir la cantidad de gotas por unidad de tiempo, disminuyendo así los costos de mano de obra.

En este tipo de riego se pueden utilizar aguas más salinas que en el riego convencional debido a las presentes características de suministro paulatino y estrictamente más controlado. Además permite el aporte vigilado de nutrientes en el agua de riego sin perdidas por lixiviación, con posibilidad de modificarla en cualquier momento del proceso de riego, es totalmente flexible a la aplicación del fertilizante.



El riego por goteo permite una perfecta adaptación a todos los suelos, acercando o aumentando el espaciamiento de los dispersores y/o regulando el número de emisiones de agua; por ejemplo en el caso de suelos más arenosos el espacio entre ellos debe ser menor que en los de textura fina, debido a que en los primeros el agua se suele extender de manea más vertical y con menor amplitud lateral.

El riego por goteo puede adaptarse a sistemas subterráneos, superficiales, puntuales, y hasta hacerse de manera casera para una maceta, tan sólo con una botella plástica, invertida, con un pequeño orificio en su tapa, y una tela que sirva de barrera para permitir una más lenta administración gota a gota. Ver: ¿Cómo montar un sistema de riego por goteo casero?

Ahora que ya sabemos más del riego por goteo, no dudemos en ponerlo en marcha en jardines o cultivos agrícolas varios.




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Matias Pigna

Soy profesor de educación media al cual le gusta abrir y reparar cuanto objeto no funcione (aunque luego me sobren tornillos!) :) Tengo una fascinación por los deportes acuáticos, y algunos veranos atrás trabajé de socorrista en las playas de Barcelona (muchas anécdotas). En infotopo principalmente colaboro con notas deportivas y técnicas, como aspirante a geek que soy.

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *