Aminoácidos aromáticos: características

Aminoácidos aromáticos

Los aminoácidos aromáticos son aquellas unidades estructurales que cuentan en su morfología con un grupo aromático conocido como fenilo, unido a la cadena principal. Entre ellos podemos mencionar: fenilalanina, tirosina y triptófano.

Los aminoácidos mencionados poseen diversas funciones en el organismo y dentro de estos hay dos que son esenciales, es decir que deben ser aportados a través de la dieta ya que nuestro organismo no puede sintetizarlos, estos son: la fenilalanina y el triptófano. En cambio la tirosina es no esencial ya que nuestro sistema endógeno la puede obtener a partir de la hidroxilación de la fenilalanina.

Los aminoácidos aromáticos son muy importantes para favorecer la función de tejidos, colaborar con la formación de fibras musculares lisas y estiradas, hacer posible la contracción muscular, compensar las pérdidas por catabolismo, y mantener el pool de aminoácidos equilibrado en el organismo. Pero además son fundamentales como precursores de otros metabolitos imprescindibles para diferentes funciones del organismo.



Los 3 aminoácidos aromáticos más importantes:

Fenilalanina:

Interviene en la producción del colágeno, fundamentalmente en la estructura de la piel y del tejido conectivo, y además en la formación de algunas neuro hormonas. Es precursor de catecolaminas, dopamina, tirosina, etc.

Es uno de los aminoácidos utilizado por el cerebro para producir noradrenalina, una hormona contra reguladora fundamental en el metabolismo energético, y una sustancia química que trasmite señales entre las células nerviosas cerebrales para mantenernos activos, alertas y vitales, sobre todo en situaciones que remitan un peligro y requieran de toda nuestra acción y reacción.

Triptófano:

Este aminoácido posee verdaderas propiedades relajantes debido a que interviene en la síntesis de la serotonina y por lo tanto induce a la tranquilidad, al sueño reparador, reduce la ansiedad y la depresión. Estabiliza completamente el estado de ánimo y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico. Además es recomendado para evitar las migrañas persistentes.

Tirosina:

Este aminoácido es muy importante para el metabolismo general. Es precursor de la adrenalina, la dopamina, y la acetilcolina que regulan el estado anímico, estimulan el metabolismo y el sistema nervioso, suprimen la ansiedad y activan diferentes mecanismos para la supresión del apetito y la reducción de la grasa corporal.

La tirosina ayuda en la producción de melanina (el pigmento responsable de la coloración de la piel). Es un neurotrasmisor directo y suele ser muy eficaz en el tratamiento de la depresión, la fatiga crónica, o la narcolepsia.



Los aminoácidos aromáticos son realmente significativos para el óptimo funcionamiento del cuerpo y un buen estado de salud. Por eso es importante mantener una dieta con una correcta cantidad de proteínas para que el organismo obtenga los aminoácidos que necesita durante la realización de las funciones vitales y síntesis de diversas sustancias determinantes para nuestro metabolismo.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

4 comentarios en “Aminoácidos aromáticos: características”

  1. Tengo problemas hepáticos y la nutricionista me prohibió los alimentos que contengan aminoácidos aromáticos. Me sorprende, por cuanto acá se informa de lo importantes que son para el buen funcionamiento del organismo.

    1. Hola Vinka. Dependiendo de los problemas hepáticos que tengas, y de la evaluación de tu médico, es que, justamente, se elabora un tratamiento personalizado, mientras que cualquier nota informativa trata un tema (en este caso de los aminoácidos aromáticos) a nivel general.
      Siempre confía en tu médico; la confianza, la fe en el doctor, es parte de cualquier tratamiento.
      Besitos, Eli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *