Cómo limpiar las alfombras en casa y que luzcan como nuevas

cómo limpiar las alfombras en casa

Si quieres aprender cómo limpiar las alfombras en casa, no puedes perderte estos consejos que serán de gran ayuda para que tus tapetes y moquetes se vean como nuevos.

Lo bueno de una alfombra, es que como va sobre el piso, solo necesitamos elegirla y disponerla donde deseamos, y resolverá cualquier espacio a la que vaya destinada. Por otro lado las moquetes, que van adheridas al piso, no necesitan grandes obras para colocarlas, con adhesivo y un poco de inventiva se puede renovar los pisos de la casa, tan solo en una tarde.



Aspectos fundamentales

Lo primero que se debe tener en casa cuando hay alfombras es una aspiradora, para quitar el polvo y mantener a raya a los ácaros que viven allí, sobre todo si hay personas alérgicas en casa. Antes de proceder a humedecerlas con cualquier líquido limpiante, siempre quítales el polvo con la aspiradora previamente.

como limpiar alfombra

Luego sí; según el tipo de mancha se puede utilizar agua tibia con un poquito de detergente, o agua mezclada con gotas de alcohol, aunque si se trata de una mancha oleosa de aceite, betún o cera, lo mejor es agua con una gota de amoniaco, y frotar cuidadosamente para quitarla del entramado.

 En el mercado existe una buena cantidad de productos para limpiarlas según el tipo de alfombra y de mancha, aunque también hay recursos caseros, bien simples y económicos, para colaborar con la limpieza de éstas.

Si la mancha a quitar es de cera (se ha derramado una vela), el método consiste en utilizar papel de diario sobre la mancha, y aplicar con paciencia una plancha caliente: el calor derretirá la cera y ésta será absorbida por la capilaridad del papel. Recuerda reemplazar las hojas de papel por otras limpias cada vez que pasas la mancha, y no utilices una sola hoja a la vez, sino tres o cuatro, una sobre otra, para facilitar la absorción de la cera.



Ten especial cuidado con los tapetes de tonos oscuros, porque cualquier intervención para quitar una mancha puede quedar evidenciada en una odiosa aureola, y así termina resultando aún peor el remedio que la enfermedad.

Ante la duda, consulten con una persona idónea acerca de los productos disponibles para la limpieza de alfombras y sus propiedades.

Ahora sí: ¡alfombras como nuevas en toda la casa!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *