¿Cómo elegir una plancha para la ropa? Modelos y alternativas

¿Cómo elegir una plancha para la ropa?

Para las amas de casa que se preguntan ¿cómo elegir una plancha para la ropa?, con el solo objetivo de dejar las prendas de la familia impecables, como recién salida de la tintorería, aquí van los mejores consejos.

La plancha es un electrodoméstico que resulta de extrema necesidad, pera que andemos por la vida bien presentados y no con toda la ropa arrugada, como si hubiésemos dormido con ella.



Al elegir una plancha es necesario reparar en los siguientes detalles:

  1. Que sea cómoda y liviana, para no tensionar demasiado el brazo durante el tiempo de planchado, más aún si se trata de una familia numerosa.
  2. Potente, para que entregue a las prendas una buena cantidad de energía radiante y el planchado sea más efectivo.
  3. Que cuente con un regulador de temperatura para cada tipo de tela, ya que no es lo mismo planchar algodón, que lino o que seda, cada tipo de fibra requiere una temperatura determinada, y por eso es fundamental poder adecuarla. Además así no hay riesgos de quemar las prendas por usar una temperatura incorrecta.
  4. El mango debe ser entero y anatómico para favorecer la postura de mano y muñeca.
  5. Lo ideal es que sea de vapor: es aquella que se puede cargar con agua y cuenta con un rociador, que permite ir humedeciendo las prendas a medida que se va planchando, lo que favorece el alisado de las fibras textiles, optimizando la calidad y el tiempo de planchado.
  6. Base antiadherente: para evitar que se peguen restos de tejidos en la superficie de contacto con la ropa.
  7. Asegurarse de que cumplan con las normas de calidad eléctrica.
  8. En lo posible que tenga un termostato de seguridad que permita que la plancha se apague automáticamente cuando no se está usando, aunque esté enchufada, o que se corte cuando alcance una temperatura extrema. Para evitar que esta se sobrecaliente y/o algún tipo de accidente doméstico.

 



Existen los modelos de planchas sin cables que son más cómodos y prácticos, ya que facilitan su traslado, e incluso pueden llevarse al patio o balcón.

 

 La plancha cumple una doble función, ya que permite quitar las arrugas y además reducir los ácaros y microorganismos de las prendas, por la gran cantidad de calor que esta emite.

 

Entonces ya lo saben, el planchado permite lucir ropa impecable, pero además con menos gérmenes y ácaros, lo que se traduce como menos alergias y menor cantidad de enfermedades respiratorias.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *