¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

10 consejos a la hora de estimular un cachorro de perro

 0
estimular un cachorro de perro

Los cachorros son criaturas dulces, emotivas, que llegan a nuestra familia para compartir infinitos momentos de la vida cotidiana; la responsabilidad es gande, y sin duda debemos estar dispuestos a amar, proteger, y, por supuesto, educar a través de ejercicios de estimulación que permitirán que nuestro cachorrito tenga un carácter asertivo para vivir en armonía consigo mismo y con las personas con quien conviva.

Estimular a nuestro cachorrito no solo nos ayudará a que él pueda desarrollar sus capacidades, sino a que se retroalimente progresivamente el vínculo con su dueño en ese proceso enriquecedor, tanto para nosotros como para la mascota. Porque aprenderemos mucho gracias a ellos.



10 consejos para estimular a tu cachorrito:

  1. Paciencia: es lo primero que debemos tener al embarcarnos en este desafío de incentivar a nuestros amiguitos caninos; en especial cuando son “bebes”. Al principio puede resultar una tarea titánica, pero créanme que con calma y amor todo se logra.
  2. Hablarle: repetir en el tiempo ciertas palabras o frases para que el animalito las aprehenda; podemos acompañarnos señalando con el dedo, pues es sabido que la mayoría de los perros captan hacia donde miramos o en qué dirección apuntan nuestros gestos.
  3. Establecer períodos breves (de 20 minutos aproximadamente) para no saturar al animal, previniendo que se hastíe ni experimente una tediosa imposición.
  4. Es buena estrategia comenzar con lo más simple; llamarlo por su nombre desde otra habitación para que desarrolle su sentido auditivo.
  5. Pasearlo diariamente y enseñarle a que camine junto a nosotros; y si nos detenemos que él también lo haga, para que aprenda paulatinamente a dosificar su energía acompañando la nuestra.
  6. Esconder comida debajo de algún juguete, o en el jardín, para que mientras sigue el rastro vaya desarrollando su olfato.
  7. Pedirle que se siente antes de comer para que no lo haga de manera desaforada (sino con tranquilidad); la palabra “despacio” es buena que se la repitamos en varias circunstancias (por ejemplo, en paseos) porque cuando el perro está relajado nos presta más atención.


  1. Colocarle algunos obstáculos para que vaya aprendiendo a sortear inconvenientes.
  2. Enseñarle a dar la pata: es una actividad que le permite socializar con nosotros y es todo un logro cuando lo conseguimos; sobre todo para nosotros que nos sentimos felices de que nuestro compañero pueda saludarnos.
  3. Jugar con ellos: dedicarles calidad de tiempo contribuye a que ejerciten, se diviertan, y crezca ese lazo de amistad genuina que solo ellos pueden darnos. Estudiar qué clase de objetos le divierten más y usarlos a nuestro favor para enseñarle diferentes tareas (por ejemplo, que arrojemos algo y lo traiga de regreso).

Estimular a un cachorrito puede parecer al principio una misión imposible, pero con el tiempo verán que no es así, que la capacidad de empatía entre el perro y el hombre casi viene de fábrica en los genes. Disfruten del proceso, nunca maltraten al animal ni lo asusten para conseguir que haga lo que queremos, y aprovechen ese amor infinito que nos brindan las mascotas!





» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Matias Pigna

Soy profesor de educación media al cual le gusta abrir y reparar cuanto objeto no funcione (aunque luego me sobren tornillos!) :) Tengo una fascinación por los deportes acuáticos, y algunos veranos atrás trabajé de socorrista en las playas de Barcelona (muchas anécdotas). En infotopo principalmente colaboro con notas deportivas y técnicas, como aspirante a geek que soy.

Google+ 

¡Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *