¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Originales ideas de escritorios infantiles

ideas de escritorios infantiles

A medida que los niños van creciendo, sus etapas madurativas evolucionan, y por consiguiente sus necesidades son otras; y nosotros debemos estar preparados para acompañarlos en cada momento, y es allí cuando comenzamos a pensar en un mueble que les facilite esa fase creativa, como soporte para colorear, dibujar, y tal vez en sus primeras tareas escolares. Es en este salto tan particular donde llego a brindarles algunas ideas de escritorios infantiles y ejemplos prácticos para que tengan sólidos puntos de partida en la elección.

La variedad de escritorios infantiles es tan vasta como niños hay en el mundo; sólo es necesario observar, crear; como dicen: «el que busca encuentra», y ciertamente así es, por eso les acercamos algunos consejitos a modo de puntapié inicial, para que ustedes comiencen a plasmar sus propios diseños a la medida de esos pequeños que alegran nuestras vidas.



Los escritorios para niños pueden resultar de cualquiera de los siguientes recursos:

  1. Escritorios flotantes: se trata de una suerte de tabla horizontal que se fija a la pared con unos tornillos pasantes, largos y fuertes, y, como están ocultos, dan a la mesa la sensación de estar suspendida en el aire. Es un diseño muy austero para los amantes de la deco minimalista, apropiado para cualquier edad, y realmente económico; y con un poco de maña ustedes mismos podrán instalarlo.
  2. Escritorios reciclados: como todos saben, estamos en una época donde el reciclaje ha llegado para quedarse. Por eso, haciendo honor a esta modalidad verde, sólo necesitamos ver más allá y darle a esa pieza una segunda oportunidad para ponerla nuevamente en circulación. ¿Cómo? Bueno, por ejemplo, una cuna que ya no es utilizada puede transformarse en un bello escritorio tan solo con quitarle él apoya-colchón y colocándole una superficie de apoyo, ya sea madera, vidrio (dependiendo de la edad del niño), laminado, etc.
  3. Vintage: podemos hallar un bello escritorio de estilo, en un viejo «mercado de pulgas»; allí se encuentran objetos increíbles, que, meramente con una pátina, un decapado o una mano de laca, podemos renovar en horas, cambiando los tiradores de los cajones con motivos infantiles.
  4. Mesa: Atención, porque una linda mesita también puede tomar la forma de escritorio con un poco de imaginación y una pisca de dedicación (por ejemplo, aserrando sus patas para volverla más baja, y agregándole uno o dos cajones mediante rieles simples).
  5. Desde cero: aunque no lo crean, hace un tiempo yo misma diseñé un escritorio: lo dibujé, tomé las medidas del espacio disponible, y comencé a plasmar las partes en papel. Con esa especie de plano, me acerqué a esos centros (tipo Easy) donde, con la compra de la madera, el personal ofrece cortar pedazos a medida. Luego sólo tuve que atornillar y listo (recomiendo para estos casos emplear tornillos «auto perforantes» para facilitar la tarea de ensamblado enormemente —porque no requeriremos de perforadora).


Como pueden ver, posibilidades hay muchas, basta mirar a su alrededor y desplegar ese costado artístico que todos tenemos. Recuerden, todos llevamos un carpintero en nuestro interior 😉




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *