Curación del síndrome “causticum” con homeopatía tradicional

curación del síndrome “causticum” con homeopatía

Cuando hablamos de la curación del síndrome “causticum” con homeopatía deberíamos hacer referencia, en primera instancia, a lo que significa en sí esta palabra. 

El causticum, si bien es un medicamento de origen homeopático, se lo asocia a aquellas personas que sufren de tristeza prolongada, sensibilidad a todo lo que pasa a su alrededor, melancolía, pesimismo, miedo a la oscuridad, indignación por las injusticias del mundo, el lloro frecuente por cualquier causa, la irritación y malhumor.

Aquellas personas que sufren de esta patología tienen tendencias a las parálisis parciales o de la mitad del cuerpo, contracturas, convulsiones, laringitis, tos, trastornos urinarios, digestivos y motores, dolor de cabeza y cistitis. Los síntomas se dan generalmente después de un gran disgusto o tras una situación vivida de forma traumática. 



Viven con la sensación de que algo malo les va a pasar, les falla la memoria y esto empeora cuando realizan trabajos intelectuales, además pueden ser dictatoriales y tener frecuentes accesos de ira.

Otra de las características de este síndrome es que la mayoría de los síntomas se dan del lado derecho del cuerpo, tienen apetencia de ahumados y picantes, aversión a los dulces, se sientan a comer con hambre pero el olor les da asco, empeoran con el tiempo frío y seco y al pensar en todos sus males.

Tratamiento homeopático

En cuanto al medicamento resulta de la combinación de distintos compuestos químicos. Es una composición elaborada por Samuel Hahneman  a partir de la destilación de cal en una cantidad igual de bisulfato de potasa. Esta preparación es disuelta luego en agua destilada a fin de conseguir la tintura madre y después de varios procesos de disolución y dinamización de la tintura se la utiliza para el tratamiento de diferentes patologías.

El causticum es utilizado en neurología (dolor de cabeza, nervios, médula espinal, etc.) reumatología (artrosis, artritis, etc.), ORL (afonía, ronquera, laringitis, etc.), urología (mal funcionamiento de la vejiga a raíz de parálisis, etc.), trastornos de conducta (ansiedad, melancolía, desesperación, etc.).



Entonces queda claro que por lo explicado anteriormente el ya conocido “Causticum” es un remedio homeopático que siempre que coincida con la tipología, síndrome y características del paciente, puede curar las diferentes dolencias que lo aquejan y perturban.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

12 respuestas

  1. Isabella…corregí toda la vida hasta que me jubilé. Un mes y medio después, luego de unas vacaciones, quise leer un artículo del diario y NO veía naaaada. Mientras trabajé, hasta los 50 años no usé anteojos. Saludos

    1. Hola Oki! Mira, el asunto con la homeopatía es que evalúa tus rutinas, tu alimentación, tu estilo de vida junto con el cuadro que padeces. En base a otras enfermedades que puedas tener es que el homeópata decide qué elemento homeopático es pertinente para tu caso. Ergo, te propongo que realices una consulta clínica para que no tomes algo que no te sirva, o hasta te perjudique (aunque sea indicado en tu caso o a otros pacientes le haya ayudado).
      Saludos, gracias por escribir!

  2. Hola, sufro ansiedad. Hace 3 meses estoy en tratamiento. Se me fueron los síntomas físicos pero quedó el miedo a morir. Imagino a cada rato la situación de lo que me va a pasar, y al irme a dormir tengo miedo de morir. Hoy tomé causticum 10000. ¿Eso me ayudará a eliminar por completo ese miedo?

    1. Hola Yami. El causticum está indicado para ataques de ansiedad como los que describes. Paralelamente, sería muy bueno que consultaras con un analista o psicólogo, para tratar la raíz del problema. Los ataques de ansiedad afectan la calidad de vida de las personas (ya lo debes saber), sobre todo cuando uno no descansa bien por la noche.
      Saludos y mucha suerte!

    2. Hola Yami. Los miedos existen como producto de tus pensamientos y ahí tu cuerpo reacciona (físicamente) con ataque de ansiedad o ataques de pánico. Sufrí estos ataques y me curé sin drogas psiquiátricas. Te vendría bien saber esto:
      Estás sintiendo miedo por una situación que aún no sucede, es decir: no existe. No naciste con esos miedos, son producto de tus pensamientos. Nadie más que tú tiene poder sobre tus pensamientos, luego tienes todo el poder para cambiar tus pensamientos de miedo, posees tú mismo la cura.
      Debes permitirte sentir la sensación del miedo, sin pensar en la situación. Cuando venga el miedo “permítelo”, cierra tus ojos, observa la sensación. ¿Cómo es? ¿Dónde está? ¿Es fría? ¿Caliente? Sólo obsérvala, tranquilamente, y no la juzgues… Déjala estar.
      Descubrirás que es solo una sensación y dejaras de temerle… Esto es un inicio solamente.
      Suerte

  3. Hola! Me diagnosticaron síndrome de meige o disponía semi craneal focalizado, tengo blefaroespasmo, disponía oromandibular y cervical. ¿El causticum me puede mejorar los síntomas? De la descripciones sintomáticas sólo tengo insomnio, ¿me podrá ayudar?

    1. Hola Adriana. Como dice mi compañera Eli que colabora con este sitio, lo mejor es acudir a un homeópata dado que cada caso es distinto. No te automediques.
      Besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios