Frases y oraciones antiestrés, o cómo ‘curar con la palabra’

frases y oraciones antiestrés

Con los tiempos apurados y alocados que vivimos el estrés es una epidemia que vino para quedarse y a la cual hay que saber combatir. Una táctica muy buena son las frases y oraciones antiestrés. Estas frases actúan como ejercicios de relajación. Por ejemplo el meditar ayuda mucho a que las personas puedan contrarrestar estas presiones para evitar que deriven en algo más grave.

Por eso una de las prácticas más comunes para reducir el estrés es la meditación. Esta nos puede ayudar a relajar todo nuestro cuerpo y a liberar nuestra mente para entonces poder repetir ciertas frases y mantras que nos hacen sentir más seguros y tranquilos para poder realizar cualquier actividad sin enloquecernos.



Frases motivadoras y positivas

También podemos repetir frases motivadoras y positivas ya que son muy buenas y alentadoras para un excelente progreso espiritual y humano.

Una frase antiestrés muy conocidas y que tienen que ver con la autoestima es, por ejemplo, aquella que dice “No puedo añadir tiempo a la vida, pero sí vida al tiempo”, para referirnos a aquellas personas que se sienten frustradas porque no les alcanza el tiempo para compartir con sus seres queridos o con ellos mismos.

Otra frase muy buena para aquellas personas que se encuentran frustradas porque no reconocen sus logros es “La manera más segura de fracasar es intentar complacer a todo el mundo” considerando que muchas personas se esfuerzan por satisfacer a todos cuando es realmente imposible.



Una frase que también se usa mucho en terapias antiestrés es “La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada”, esto nos enseña que cuando se presenta un problema no hay que pre-ocuparse sino ocuparse. 

 

 Todas las frases y oraciones antiestrés  ayudan a nivel enérgico y mental.

 

Si tenemos un pensamiento negativo esto va a afectar nuestros sentimientos y nuestra conducta. Por ejemplo si se piensa que algo va a salir mal, seguro que comenzaremos a preocuparnos y a angustiarnos, dando como resultado que ni siquiera se intente hacerlo.

Por eso para lograr resultados positivos en nuestra vida y para vivir de manera equilibrada y tranquila debemos comenzar a modificar nuestra mente realizando varios ejercicios de meditación y relajación.  Así que elijamos aquella frase que más nos afecte de buena manera y tomemos unos minutos cada día para despejar nuestra mente y liberar  nuestro cuerpo.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios