¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

¿Cómo reciclar la basura para convertirla en compost?

¿Cómo reciclar la basura para convertirla en compost?

La basura es factible de ser reciclada casi en el 100% de su composición, y todo lo que descartamos, plástico, cartón, vidrio, metales y hasta artefactos electrónicos pueden vincularse con una tecnología de reciclaje específica; pero… ¿qué sucede con la basura orgánica, como grasa, pollo, papel , hojas secas, huesos y cabezas de pescado? Pues que podemos reciclarla para convertirla en  algo llamado compost! Aprendamos de qué se trata esto.

El compost es un producto del reciclado de la basura orgánica que desechamos, la cual, mediante este antiguo método –sí, antiguo, pues muchas culturas lo han utilizado en el tiempo–, se convierte en abono para nuestro jardín, huerta y macetas. El compost favorece enormemente el cultivo y la tierra en sí asegurando la nutrición de los vegetales y, por ende, la capacidad defensiva de las plantas (ante plagas, pestes, hongos, sequías o granizos) y la producción de hortalizas.



¿Cómo se hace el compost?

Para crear el compost vamos a necesitar restos de residuos orgánicos, aquellos que podemos obtener de la cocina o del mismo jardín (como malezas, raíces y ramas secas). Además necesitaremos un par de herramientas fáciles para poder realizar el trabajo: una pala y un cubo, donde se realizará la preparación.

reciclar basura compostAprenda cómo reciclar la basura para convertirla en compost con estos videos

El procedimiento del compost es el siguiente: se acumulan una gran cantidad de residuos vegetales dentro de un gran cubo (agujereado lateralmente al estilo de un colador) durante un tiempo determinado. Esto se logra manteniendo un control de la temperatura, una correcta aireación y humedad del mismo.

 

 Los microorganismos que se encuentran en este compost son los encargados de la fermentación necesaria para llevar a cabo el método de manera exitosa.

 

Como el compost se hace por lotes, estos tienen una fecha determinada. Dicha duración puede variar de entre 6 meses a 1 año, todo va a depender de la estación en la cual se realice el mismo, ya que en invierno el compost tiene un progreso más lento que en el verano.

Una cosa a tener en cuenta, y de mucha importancia, es que los trozos de material que pongamos en el compost deben ser pequeños, ya que su tamaño ayudara a que se descomponga más rápido; cuanto más chicos más rápido será su descomposición.



La clave está en que los microorganismos atacan la superficie de los materiales cortados, y por lo tanto, si hay varios trozos, habrá varias superficies para atacar. Esto llevará a que el período  del compost sea más rápido. Por eso es importante que se realicen varios cortes de los materiales, aunque este paso nos demande mucho más tiempo, pero lograremos tener un compost terminado en menos meses.

Ya tenemos la base de cómo realizar un compost, solo queda reciclar todo aquello que viene de la tierra para devolverlo a la tierra misma.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *