Cuidados del agua en el hogar

Cuidados del agua en el hogar

El agua es un recurso indispensable, verdaderamente un tesoro natural, aunque lamentablemente su inmediato acceso y disponibilidad nos hace pensar que es una fuente inagotable, y ciertamente no lo es.

Recientes estudios demográficos demuestran que el crecimiento poblacional hace que el consumo de agua per cápita sea cada vez mayor, pero con el agravante de que más que uso muchas veces realizamos abuso de ella. Por falta de responsabilidad e información ponemos en peligro su reserva y accesibilidad, tal vez no en lo inmediato, pero si para las generaciones venideras.

Lo mencionado hace imprescindible que debamos tomar verdadera conciencia acerca de la importancia de realizar un uso racional del agua a través de pequeñas estrategias que podemos implementar en nuestra vida cotidiana.



A continuación les damos algunas ideas para cuidar este recurso:

  1. No dejar los grifos abiertos si no los estamos usando: por ejemplo al lavarnos las manos, los dientes, e inclusive al bañarnos o lavar la vajilla. Cerrar el grifo y/o la ducha al cepillarnos, enjabonarnos, o al frotar los utensilios de cocina, y luego volver a abrirlo para proceder al enjuague.
  2. Reparar las canillas con pérdidas: es muy importante no dejar canillas goteando por cerrarlas mal, y arreglar las que presenten un desperfecto que traiga como consecuencia una perdida, por más pequeña que esta sea, ya que esto sostenido en el tiempo ocasiona un gran derroche de este recurso.
  3. Regar las plantas a conciencia: es fundamental brindarles aguas a nuestras plantas cuando estas lo requieran, pero hagámoslo de manera prudente. No dejar la manguera o regadores automáticos activos horas y horas, ya que no necesitamos ahogarlas ni inundar el jardín. También se puede recaudar agua de lluvia para el riego, pero tener la precaución de taparla para evitar la proliferación de los mosquitos del dengue.
  4. Evitar rebalsar la bañera: si deseamos tomar un baño de inmersión o bañar a los chicos, esta puede utilizarse sin necesidad de que desborde debido un excesivo caudal.
  5. Descargar el inodoro con prudencia: presionar el botón de 3 a 4 segundos, con esto basta para que se renueve el agua evitando derroches innecesarios.


Cuidemos el agua!, esparzamos este mensaje!, porque pequeñas acciones sumadas hacen una gran diferencia!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *