Pirografías en curtiembre: ¿cómo pirograbar en cuero?

pirografía en curtiembres

La pirografía en curtiembre es un método de grabado a través del quemado en cuero. Se realiza con un aparato llamado pirógrafo que transforma la energía eléctrica en calor, el cual llega a una punta metálica que permitirá realizar el sellado a fuego de dicha superficie, dando génesis a miles de diseños inimaginables (ver también: ¿Qué es el pirograbado?).

Para pirograbar en cuero resulta necesario elegir un material compatible con la técnica. El más utilizado suele ser el de oveja, preferentemente de hembra, que es más suave y menos rugoso que el de la oveja macho, lo que facilita el deslizamiento del punzón para pirografiar.



Para pirografiar cuero:

  1. Lo primero que se debe hacer es realizar un diseño en papel, o calcarlo de un motivo determinado.
  2. Transferir este dibujo al cuero (epidermis), con la ayuda de un papel encerado blanco o amarillo. Se coloca el motivo sobre dicho papel y este se va delineando con un lápiz, lo que le permitirá ser traspasado al material curtido.
  3. Una vez en el cuero se conecta la boquilla a utilizar en el pirógrafo, se enchufa y se espera que tome temperatura. Luego remarcar el contorno del diseño transferido y sombrear para darle profundidad al dibujo.
  4. Ir poniendo en marcha la creatividad hasta lograr el resultado esperado.

A través de esta técnica se pueden intervenir: bolsos, morrales, billeteras, cinturones, pulseras, hebillas, y todo tipo de objeto que tenga cuera; no olviden que cuanto más suave y tersa sea la superficie del cuero, más sencillo resultará pirografiar en él.

 

Algunos prefieren darle un acabado que permita aumentar su brillo y durabilidad, (como untarle grasa de cerdo o cera) aunque al natural también resulta muy rústico y atractivo.

 

Como toda técnica de precisión, y con tanto detalle, el secreto es practicar, practicar y practicar!; y créanme que de esta manera podrán, en un plazo de tiempo no muy lejano, dominar el método, obteniendo cada vez mejores resultados. Si al comienzo no sale muy bien no se desanimen, al contrario, trabajen más intensamente y verán que en breve cosecharemos los frutos de nuestro trabajo y dedicación!



La pirografía en cuero nos procura un arte bien diferente, original y tan noble como lo es en sí mismo este material. El grabado a fuego, con las diferentes tonalidades de tostados, marrones y negros, en una perfecta armonía con el claro- oscuro, dan como resultado un bellísimo trabajo con tintes envejecidos para decorar nuestros ambientes con un toque de austera distinción.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *