3 ejercicios de respiración para canto

ejercicios de canto hogareños

Más allá de si estudias canto o no, los ejercicios para aprender a respirar son fundamentales para ir ampliando la capacidad respiratoria y mejorando la técnica del apoyo de la voz a través de la vocalización, ya que es una gran preparación que nos permite evolucionar día a día, no sólo para cantar, sino para saber cómo ejercitarnos.

Por lo general cuando queremos aprender a cantar recurrimos a clases particulares o academias, y está bárbaro que así sea, puesto que estudiar siempre nos prepara de manera técnica y responsable para alcanzar nuestras metas; pero debemos saber que no todo termina allí; así como en toda carrera, el ser cantante implica llevar tarea al hogar, y practicar los ejercicios indicados por el docente es fundamental para ir aumentando tanto la capacidad de administración del aire, como la ductilidad de nuestro aparato fonador.



La respiración es el primer paso; la base del canto! Y a pesar de que respirar es un proceso involuntario, en relación al canto nosotros debemos aprender a controlarlo, a transformarlo en algo voluntario, que podemos manejar.

Por eso les ofrecemos estos tres ejercicios para aprender a respirar, para luego cantar sin dañar nuestras cuerdas vocales, haciendo que nuestra voz brille:

  1. Inspirar en 4 tiempos, retener el aire en cuatro tiempos, y espirar con un hilo continuo de aire bien administrado.
  2. Los ejercicios de escala suelen parecer aburridos, pero son muy útiles, consiste en entonar do re mi fa sol la si do (escala básica), una y otra vez.
  3. Recostarse boca arriba, con un libro en el abdomen y lograr que éste se levante a medida que tomamos aire, y retenerlo allí en lo alto, con una respiración abdominal sostenida, hasta cansarnos.

Todo esto contribuye a ir ganado capacidad en la incorporación de aire a los pulmones, y regular el manejo del diafragma (es decir, el músculo que mueve los pulmones).

En cuanto a la zona de cuello y hombros, es fundamental que esté relajada, al igual que el rostro, para que el aire fluya amablemente, en la realización de ejercicios de vocalización y, por supuesto, al cantar.

Es muy importante no tensar los labios, para lo cual es recomendable vocalizar por ejemplo con una goma de borrar o un lápiz en la boca, cuidando de no apretar el objeto implementado para dicha técnica; además es bueno poder practicar con voz potente, para no reprimirnos durante las prácticas o ejercicios a ejecutar.



La práctica permite conocer mejor nuestro caudal de voz, capacidades y limitaciones, para justamente poder trabajar en lo necesario, para ir mejorando naturalmente, mientras disfrutamos de dicho proceso.

Cantar es toda una terapia, pues alimenta el espíritu; hacerlo bien es maravilloso, y si es con el corazón, es belleza en armonía, capaz de conmover los corazones más duros.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *