Ejercicios para ser más inteligentes

ejercicios para ser más inteligentes

La inteligencia se entiende como la capacidad de elegir alternativas más convenientes para la resolución de diferentes situaciones problemáticas. Esta se encuentra integrada por diferentes componentes entre los que podemos citar: memoria, aprendizaje, concentración, habilidad, lucidez; etc.

La función primaria de la inteligencia no se remite solo a la incorporación de conocimientos, sino que va más allá de lo estrictamente cognitivo, ya que tiene alcances como la dirección del comportamiento en un sentido tal que nos permita RESOLVER distintas circunstancia de manera efectiva. Dicho esto está claro que la inteligencia no solo sirve para hallar el resultado de un cálculo combinado, o de una ecuación logarítmica, sino que nos permite establecer con claridad, decidir, y elegir las alternativasmás ventajosas en nuestra vida diaria.

 

Por lo tanto es fundamental poner a ejercitar la mente para que entrenemos nuestra capacidad de hallar respuestas!

 



Con los siguientes ejercicios mentales podemos contribuir al desarrollo de nuestra inteligencia:

  1. Leer con frecuencia acerca de cualquier tema; la lectura ayuda a estimular la producción de conexiones neuronales que nos facilitan la capacidad de resolución.
  2. Buscar el significado de palabras nuevas en el diccionario.
  3. Establecer sinónimo de diferentes términos.
  4. Dedicar tiempo para escuchar con detalle.
  5. Madurar nuestra capacidad de reflexión.
  6. Realizar ejercicios matemáticos, de mayor complejidad cada vez.
  7. Jugar ajedrez.
  8. Aprender a tocar un instrumento musical.
  9. Armar rompecabezas de grandes cantidades de piezas.
  10. Mirar fotos al revés.
  11. Dibujar, pintar, esculpir.
  12. Realizar mapas mentales.
  13. Recordar detalles de episodios o personas del pasado.
  14. Intentar memorizar una poesía, frase, o fragmento de un libro.


Claramente exigiendo nuestro cerebro un poquito más cada vez lo mantenemos activo, funcionante y con un incremento franco de los impulsos eléctricos que son necesarios para que este comande nuestro sistema de manera óptima; de esta forma podemos ir propiciando nuestras circunstancias de forma tal de aumentar nuestro desempeño intelectual con tan solo una pequeña fracción de tiempo que dediquemos a ser más inteligentes.

Así como ejercitamos el cuerpo para mejorar nuestro rendimiento físico, de igual manera pongamos en acción nuestra mente, no solo para ser más listos, sino para mantenernos más lúcidos y saludables.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *