Depilación del bigote (bozo): alternativas y cuidados

depilación del bozo

Hoy veremos algunas de las técnicas para realizar una correcta depilación del bigote (o bozo) teniendo en cuenta las alternativas existentes y los cuidados necesarios para que los resultados sean totalmente satisfactorios.

La depilación es un proceso a través del cual extraemos el vello de una zona especifica del cuerpo; en el caso del bozo nos referimos puntualmente al área que se encuentra entre la nariz y la boca, más comúnmente conocida como zona del bigote. Esta es sumamente sensible y delicada, vulnerable a los diferentes componentes y/o dispositivos que se utiliza para tal fin.



Existen diferentes técnicas para retirar el vello del bozo, entre estas encontramos:

  1. Depilación con cera tibia: este es método efectivo pero también doloroso, y además se debe tener en cuenta que para extraer efectivamente el vello a través de esta técnica los vellos deben tener un largo considerable para poder capturarlos. Tener la salvedad de no calentar demasiado el material ceroso para no producir quemaduras.
  2. Depilación con cera en frío: se hace mediante unas banditas que se despegan y allí contienen la cera; se apoyan sobre la zona a depilar, se pega muy bien con los dedos, y se jala en sentido de contrapelo. Tener la precaución de no dejarlas demasiado tiempo sobre la piel debido a que al retirar puede producir irritación y coloración rojiza.
  3. Depilación con crema depilatoria para el rostro: este es un método sencillo e indoloro, pero se debe tener cuidado de no colocar demasiada cantidad ni dejarlo demasiado tiempo, debido a que los químicos que poseen pueden ocasionar dermatitis, ardor y dolor. Se extiende una delgada capa sobre el bozo, se deja actuar durante el tiempo que indica el fabricante y luego se retira con abundante agua tibia.
  4. Depilación con hilos: esta técnica tiene origen en el oriente, y consiste en quitar el vello girando uno o más hilos de algodón, de tal forma que este se enrede en él y por la velocidad de giro sea extraído. Para esto es necesario ir a un salón de belleza que incluya entre sus servicios esta técnica milenaria que posee la ventaja de estar exenta de químicos y de ser muy efectiva y natural. (Ver: Depilación con hilo).
  5. Depilación con pinzas: es un método práctico y no deja manchas oscuras sobre la piel. Solo se debemos tener la precaución de no picarnos la piel al presionar la pinza.


Todos los métodos requieren un cuidado post depilación, que consiste en:

  1. Colocar geles post depilatorios.
  2. No exponerse al sol inmediatamente después de ser depilada.
  3. Cuidar que la piel no entre en contacto con sustancias irritantes, como perfumes, colonias, o cremas con aroma.
  4. Se pueden colocar geles refrigerantes o aloe vera para aliviar el dolor e irritación.



» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *