¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

¿Cómo convertir tu maquillaje de día para la noche?

 0
maquillaje de día para la noche

Alguna vez se han preguntado ¿cómo convertir un maquillaje de día en uno de noche?, seguramente sí… Por eso las invito a leer este informe, que en pocos pasos les permitirá cumplir con este desafío!

El maquillaje es uno de los recursos más utilizados por nosotras para destacar nuestra belleza, ocultando imperfecciones y potenciando lo mejor de cada una a través de gamas, texturas, y productos cosméticos.



La vida actual nos exige andar a un ritmo vertiginoso y muchas veces a media tarde suena el teléfono y de pronto surge un programa para hacer esta noche, y no tenemos ni tiempo de pasar por casa porque ese día justo nuestro jefe nos dejó trabajo extra y no hay otra opción: debemos improvisar un maquillaje de noche tomando como base el makeup de día!.

Para estos casos, les acercamos estos tips:

  1. Un maquillaje nocturno exige más intensidad, mientras que el de día es más fresco y natural, por eso el primer paso es brindarle más fuerza e intensión, con un cierto toque de dramatismo.
  2. Debe ser más osado, puesto que al haber más luz artificial, tiene que ser más notorio, para que no se pierda con la brillantez de la iluminación.
  3. Solo necesitaremos: sombra, delineador, labial de tono subido, y listo!!!!!!

Pasos para trasformar nuestro maquillaje diario en uno nocturno:

  1. Delinear el parpado superior con lápiz delineador (en lo posible negro) bien cerca de las pestañas, además delinear el parpado inferior y esfumar con pincel. Para las que tienen practica el delineador líquido es una gran opción! Pero si no estamos habituadas ni siquiera lo intentemos, porque seguramente haremos un desastre cosmético!
  2. Utilizar la misma gama de sombra que llevamos, pero uno o dos tonos más intensos.
  3. Enmascarar las pestañas con rímel negro, pasar dos o tres capas para dar la sensación de más pestañas y profundizar la mirada.
  4. Utilizar un labial de color atrevido pero distinguido, según sea la ocasión; si de día utilizamos rosa o durazno, de noche usar colorado, ciruela, borgoña, etc.


Debemos tener presente que un maquillaje nocturno debe ser más cargado para que destaque nuestros rasgos, pero atención! esto no significa burdo, sino que debe ser cuidado, con buen gusto y sentido común, teniendo en cuenta lo que mejor nos sienta a nuestro estilo y personalidad.




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Isabella Colombotto

Ratona de biblioteca, trabajo de correctora part-time para varios sellos editoriales. Cuanto cae en mis manos lo leo, desde un libro hasta la etiqueta del shampoo! :P (y por ahora no uso anteojos!)

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *