¿Qué es la “Pascua”?

¿Qué es la Pascua?

Muchos la celebramos pero tal vez no todos sabemos a ciencia cierta de qué se trata en realidad la Pascua. “Pascua” literalmente significa paso, y es el día en que Jesús pasó de la muerte a la vida, la Resurrección.

Es el momento más importante del calendario litúrgico cristiano, el cierre de la Semana Santa que comienza con el Domingo de Ramos, (donde conmemoramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén). Es una celebración móvil, es decir que no llega en una fecha determinada en el almanaque civil como la navidad, sino que se estableció que fuera domingo y distinto al día de la pascua judía. Suele caer entre el 22 de marzo y 25 de abril.

 

Los huevos de pascuas aparecieron en escena porque, en aquel tiempo, en Semana Santa no se consumía ni carne ni huevo, y cuando llegaba el día de gloria, todos corrían a bendecirlos; estos estaban asociados a la vida y a la prosperidad, y con los años comenzaron a decorarse hasta transformarse en las delicias de chocolate que hoy conocemos.

 

Las Pascuas, además de lo que representa para todos los cristianos, simboliza en sí misma algo muy profundo: nos recuerda el mensaje de amor infinito y valor, que permite volver de la muerte para regresar a la vida.

En el mundo cristiano, la Resurrección prueba que Jesús es hijo de Dios, y de alguna manera establece la certeza de que éste nos juzgará con justicia y piedad, dado que a través de esta nos ha dado un nuevo nacimiento, una vida floreciente y la posibilidad de transitar un sendero repleto del amor de Dios.

Por eso el Domingo de Pascuas es un momento para saberse amado por Jesús, y refugiarse en ese gigantesco amor. Para hacerse parte de él compartiendo en familia, permaneciendo unidos en las buenas y en las malas, siendo misericordiosos e intentando ser mejores personas cada día.

El día de Pascua celebramos el revivir, la reaparición; por lo tanto la vida misma… Y además la salvación, porque desde entonces quien viva en su amor será realmente libre y salvará su alma. Si él tuvo ese acto de amor tan grande para con toda la humanidad no podemos menos que actuar en consecuencia e intentar permanecer siempre en su camino, con el corazón abierto de par en par y las manos extendidas a los demás.

Sostenidos siempre por la Fe, la paz y la humildad. Felices Pascuas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *