¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

cuidado de la tierra

La tierra (el suelo) es la base física de las plantas; su fuente nutricional que permite que se desarrollen, además de conformar el hábitat de insectos, animales y hongos. Podemos dimensionar así la importancia del cuidado de la tierra.

Aunque no lo pensemos con fines de cultivo, la salud del suelo permite una mejor calidad de vida (se ha abandonado la concepción antropocéntrica respecto al ambiente, por una idea biocéntrica, donde el hombre es una parte más de la naturaleza).

 

Existen cuidados generales del suelo y medidas específicas de acuerdo al fin que le otorguemos.

 

¿Cómo cuidar la tierra?

  1. La tierra se nutre de materia orgánica; el ciclo de la tierra transcurre entre la vida aeróbica desarrollada a través de dicha materia, la humedad y elementos inorgánicos. El aporte esencial de materia orgánica proviene de las plantas. En caso que ese sea nuestro objetivo aún no cumplido, debemos agregar nutrientes al suelo desprovisto.
  2. La forma de agregar esos macro-nutrientes (los que más consumen los cultivos –potasio, calcio, magnesio, fósforo, azufre) debe considerarse dentro de un plan de mediano plazo (el abono orgánico tarda más pero son más eficaces y duraderos).


  1. El cuidado de la tierra se centra en el aporte de abonos (verdes) o compost (macro-nutrientes), en la rotación de los cultivos y en la oxigenación del mismo.
  2. Que el suelo contenga cantidades disponibles de oxígeno se logra con la movilización del mismo para evitar la compactación. El rastrillaje manual o mecanizado es la forma correcta. También se evita el apelmazamiento del terreno cubriéndolo (si aún no posee plantas) con cobertores, valga la redundancia, que permiten el paso discrecional del agua de lluvia. En macetas la tierra puede combinarse con pedazos de madera o turba para que esté perfectamente aireada.
  3. Una buena limpieza del terreno, retirando materiales no biodegradables, es muy importante.
  4. El cuidado de la tierra con micro-nutrientes depende de las especies de plantas que queramos cultivar. Las plantas precisan ínfimas pero vitales cantidades de Zinc, Hierro, Boro, Cobre, Cloro y Manganeso. Muy pocas plantas precisan controles de suelo estrictos (termómetros, medidores de ph). En materia doméstica no es preciso el análisis de suelos y se abona con la media.
  5. La rotación de cultivos (sembrar diferentes especies cada temporada) como herramienta para la protección del suelo es esencial, además de la asociación de especies de cultivo, que aportan diversidad biológica al ecosistema y por ende mayor riqueza. El descanso del suelo es otra opción excelente para su cuidado.
  6. El agregado de macro-nutrientes es trascendental y el abono químico puede ser reemplazado en algunos casos por compuestos naturales, semillas especiales o cuidados esmerados. Así obtendremos un suelo orgánico. Se deben agregar hasta unos 30 cm de profundidad.
  7. El suelo para su cuidado necesita agua (lo ideal es el riego por goteo o lluvia), materia orgánica, luz y minerales. Podemos aportar un buen abono hecho en casa separando los desechos orgánicos (animales y vegetales –evitando grasa y lácteos, y solo la cáscara de los huevos) de la cocina y del propio jardín o huerto (hojas, semillas, trozos de madera) en un recipiente exclusivo (un simple balde) donde se descompondrá progresivamente por las bacterias aeróbicas, espectacular fuente nutricional. El compost necesita un 50%  de humedad para que lleve a cabo el proceso de descomposición. Se puede comprar compost natural en cualquier comercio (ver: ¿Cómo reciclar la basura para convertirla en compost?).





» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Un comentario en “Los secretos del cuidado de la tierra

  1. […] que para plantar césped en semillas las condiciones del suelo son fundamentales (ver también: Los secretos del cuidado de la tierra). En este caso se hace hincapié en la nivelación del mismo y en la colocación de una capa de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *