¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Mal olor en la heladera: ¿cómo evitarlo?

evitar el mal olor en la heladera

No hay nada más desagradable que el mal olor de la heladera, y si quieren saber cómo evitarlo, a continuación les contaremos las mejores alternativas para que el momento de abrir la heladera no se transforme en un verdadero caos!

El mal olor en el refrigerador puede deberse a distintos motivos, aunque el más común suele ser por la descomposición de algún alimento, sobre todo carnes, lácteos o vegetales, que a pesar de estar refrigerados, si transcurre un cierto periodo de tiempo, las bacterias no tardan en hacerse presente y comienzan a fermentar y descomponer los alimentos disponibles en el interior de nuestro recinto frigorífico.



Para evitar los malos olores de la heladera debemos:

  1. Primeramente mantener la limpieza de su interior (con una lavada por semana bastará). Se reserva una cantidad de hielo en una conservadora de frío (o recipiente espacioso) para disponer allí los alimentos que retiremos y así no corten su suministro de frío. Se quitan los estantes movibles y accesorios del refrigerador, y se procede a la higiene. Para esto podemos utilizar:
    A- Una solución de bicarbonato: tres cucharadas de este por cada litro de agua tibia.
    B- Vinagre en agua: al 30%.
    C- Extracto de vainilla en agua: 20 gotas por cada taza de agua.
    D- Agua y alcohol: en una concentración del 20%.
    Con cualquiera de estas formulas se embebe un pañito, se pasa por todo el interior de la heladera (DESENCHUFADA) y con el mismo se lavan los estantes y accesorios extraídos. Luego secar muy bien con papel absorbente y recién cuando ya no haya más olor colocar los alimentos previamente secados (desechando los vencidos o en mal estado, si los hubiere).
  2. Revizar la bandeja del congelador y tirar el agua de deshielo que muchas veces suele ser motivo del mal olor.
  3. El freezer también debe limpiarse. Dejar el aparato desenchufado por largas horas, quitar el hielo derretido, y limpiar ídem anterior.
  4. Revisar continuamente los alimentos para deshacerse tempranamente de alguno en mal estado.
  5. Observar el cajón de las verduras y debajo de este.


Se pueden utilizar elementos absorbentes de malos olores como:

  1. Carbón activado.
  2. Tacita de café molido.
  3. Sílica- gel.
  4. Tazón de avena.
  5. Trozo de pan

 

Otra recomendación es colocar los alimentos en recipientes herméticos para prevenir emanaciones desagradables.

 

Como ven ya no tienen excusas para tener su heladera perfectamente limpia y sin malos olores. Adelante!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *