¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

 2
Mal olor en las axilas

El mal olor en las axilas es, aunque parezca una exageración, una molestia común y frecuente en la población general, si bien es claramente un trastorno muy intimidante e incómodo para quienes lo padecen con asiduidad. Por tal motivo en este artículo te acercaré 10 soluciones caseras para olvidarse de él para siempre!

El olor desagradable de las axilas se debe a tres causas combinadas:

  1. Sudoración excesiva, que ocurre ante una o varias de estas cuestiones: realizar actividad física vigorosa (puede ser andar de aquí para allá todo el día); ansiedad o estrés; ropa con alto contenido de poliéster; altas temperaturas climáticas o dentro de los medios de transporte; o por predisposición genética.
  2. Por bacterias u hongos alojados allí.
  3. Falta de higiene (o ineficiente método de aseo, como no usar jabón de calidad, esponja y/o desodorante).

 

La sudoración es un proceso fisiológico totalmente natural, a través del cual los seres vivos evaporamos un determinado volumen de agua, y gracias a ésto liberamos calor acumulado, regulamos la temperatura corporal, y eliminamos toxinas!

 

Se produce en las glándulas sudoríparas de la piel, normalmente en distintas áreas del cuerpo, de las cuales los pies y las axilas son sin ninguna duda dos de las zonas más problemáticas, donde se suele sudar más y con un olor más intenso y desagradable.



A continuación te presentamos algunas recomendaciones hogareñas para decirle adiós al mal olor en las axilas:

  1. Higienizarse varias veces al día.
  2. Mudarse de ropa luego de cada aseo.
  3. Utilizar toallitas húmedas: tanto las desmaquillantes como las que se utilizan para limpiar la zona del pañal de los bebes. Resultan excelentes aliadas para cuando no estamos en casa y es realmente complicado bañarse o lavarse.
  4. El vinagre de alcohol: detiene el olor corporal; tener la precaución de no colocarlo luego de la depilación, ya que este es un ácido que puede irritar la piel.
  5. Solución de jugo de limón con una cucharadita de bicarbonato de sodio: dejarla actuar unos diez minutos antes de bañarse.
  6. Las infusiones de salvia: como compresas; son ideales para atenuar el olor desagradable de las axilas.
  7. Bórax: preparar una pasta con agua y este polvo; dejarlo unos minutos en el área problema.
  8. Pasarse leche de magnesia.
  9. Agua de azar.
  10. Jabón antibacteriano.

Además puede ayudar:

  1. Remover los vellos axilares.
  2. Utilizar un buen desodorante antitranspirante.
  3. Usar prendas de algodón.
  4. No usar ropa demasiado ajustada.


Como pueden ver la idea es mantener la zona limpia y seca, libre de sudor, aunque si sienten un olor fétido y penetrante consulten con su dermatólogo de confianza (ya que puede tratarse de hongos o bacterias) quien seguramente les recomendará un buen antimicótico o bactericida de uso tópico.

Bueno ahora que saben cómo combatir el mal olor en las axilas. A vivir intensamente cada momento sin reservas. Adelante!


» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Eliana Ramplona

Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

Google+ 

2 comentarios en “Mal olor en las axilas: 10 soluciones caseras

  1. Toro dice:

    hace un tiempo viaje en un auto con un muchacho que manejaba muy muuuy rapido… toda esa situación me puso muy tenso y mi novia (que viajaba al lado mio) me dijo que tenia un muy feo olor en las axilas… yo no soy de tener malos olores… ¿es posible que el mal olor de ese momento pueda deberse a la tensa situación?

    • Eliana Ramplona dice:

      Hola Toro! Por un lado la situación tensa sin duda logra que el cuerpo se defienda de una suba de presión eliminando líquido. El abundante líquido en las axilas podría con el paso de unas horas generar hedor pero no necesariamente lo hace. Si en general no tienes mal olor en tus axilas esa situación puede deberse a haber utilizado una prenda ya usada otro día, a no haberte higienizado correctamente bajo los brazos esa mañana, o a toxinas acumuladas recientemente. Pero no existe una relación directa entre la ansiedad y el hedor! saludos y gracias por preguntar. Eli

¡Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *