¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

¿Cómo combatir el mal aliento estomacal?

 2
mal aliento estomacal

El mal aliento estomacal es muy frecuente en la población general, tanto en hombres como en mujeres, y normalmente puede deberse a distintas causas entre las que podemos detallar:

  1. Tipos de alimentos ingeridos, como ajo, cebolla, etc.
  2. Desequilibrios de las bacterias especificas del gastro.
  3. Elevado tiempo del alimento en el estómago.
  4. Alto consumo de azúcar y dulces.
  5. Beber alcohol.
  6. El hábito de fumar.
  7. Reflujo gastro-esofagico.
  8. Tomar grandes cantidades de café.
  9. Dieta hipocalórica rigurosa.
  10. Ingesta de comida con exceso de hierbas aromáticas.
  11. Ulceras.
  12. Diabetes.
  13. Entre otras (ver también: Salud e higiene bucal)


Estas son algunas de las causas más frecuentes por la que se puede generar mal aliento y que es necesario combatir rápidamente, ya que este signo es una alteración que por lo general suele ser muy incómoda para quienes la padecen, limitando su comunicación y relaciones interpersonales en todos sus ámbitos. Por este motivo a seguir les daremos algunas maneras sencillas para combatirlo y ganarle por fin la batalla al mal aliento.

Formas de vencer el mal aliento estomacal:

  1. Masticar chicles o pastillas de menta.
  2. Consumir yogur para equilibrar las bacterias del estómago.
  3. Lavarse los dientes frecuentemente, o realizar enjuague bucal.
  4. Aumentar el consumo de fibras y vegetales para aumentar el tránsito intestinal.
  5. Recurrir a suplementos enzimáticos, ya que permiten aumentar el peristaltismo (movimientos intestinales)
  6. Acostumbrarse al uso de hilo dental.
  7. Cepillar también la lengua.
  8. Fraccionar la alimentación para facilitar la evacuación y reducir la permanencia del alimento en el estómago.
  9. Reducir el consumo de azucares.
  10. No pasar tanto tiempo de ayuno interdigestivo, debido a que esta languidez genera bacterias mal olientes y sustancias como el amonio, que se detectan fácilmente a nivel de la boca, al hablar y/o respirar.


El mal aliento más frecuente por lo general se produce por causas específicas de la cavidad bucal (como caries, restos de comida entre los dientes, gingivitis, etc) pero no se debe confundir con el mal aliento proveniente del estómago por las causas antes vistas; aunque a decir verdad algunas de las formas de combatirlo son comunes para ambos independientemente del motivo que lo desencadene.

Ahora que ya saben cómo batallar contra el mal aliento, pongan manos a la obra y no teman a hablar de cerca, contar un secreto, besar, susurrar… Adelante!


» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Eliana Ramplona

Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

Google+ 

2 comentarios en “¿Cómo combatir el mal aliento estomacal?

  1. Machi dice:

    Creo que tengo mal aliento por alguna bacteria en el estomago… ¿hay algun tratamiento o producto para combatir eso?

    • Eliana Ramplona dice:

      Hola Machi. Gracias por preguntar. Me parece muy importante comentarte para que lo reflexiones, que no se puede “creer” que se tiene una bacteria en el estómago, pues las causas del mal aliento son múltiples y dependen mucho de los hábitos, enfermedades y genética de cada persona. Para estar seguros de que realmente tienes helicobacter pylori debes realizar un cultivo de una muestra de tu mucosa gástrica, cultivo que realiza un especialista gastroenterólogo. Por otro lado, casi un 75% de la población del mundo tiene esa bacteria, pero apenas un 10% desarrolla alguna enfermedad a raíz de la misma. Por eso siempre recurre a análisis concretos y médicos especialistas, y nunca te automediques! Hazlo por mí 😉 besos, Eli

¡Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *