¿Cómo combatir el mal olor en los pies?

cómo combatir el mal olor en los pies

Si temes quitarte los zapatos cuando hay alguien cerca, y te preguntas cómo combatir el mal olor en los pies con cierta urgencia, este artículo está hecho para tí; porque, si bien los pies malolientes no son señal de una enfermedad severa, ciertamente son muy molestos e intimidantes para las personas que lo padecen, pues producen (1) incomodidad a nivel social, (2) vergüenza y resquemor en la intimidad, (3) inseguridad e irritabilidad general, y (4) hasta puede derivar en ciertos trastornos o aislamientos.

Pero, sin irnos a casos extremos, el mal olor en los pies es un inconveniente que podemos resolver, y aquí voy a decirte cómo, para que puedas abandonar definitivamente esas situaciones que te avergüenzan, y comiences a disfrutar a plenitud el verano con tus pies descubiertos, ¡sin temores ni paranoia!

Hoy en día existen en el mercado muchísimos productos para combatir este problema porque, a decir verdad, aqueja a miles de miles de personas, aunque también existen recursos caseros que pueden ayudar a aliviar y reducir los inconvenientes que el mal olor acarrea.



Existen motivos diferentes que causan olor a pie:

  1. Transpiración excesiva (no solamente causada por deportes, sino principalmente por mala calidad de oxigenación en los calzados).
  2. Falta de Higiene diaria.
  3. Hongos o bacterias.
  4. Ingesta de algunos alimentos y/o fármacos.

 

 Los pies soportan nuestro peso, nos trasladan de un lugar a otro, pasan la mayor parte del tiempo encerrado en nuestros calzados, y son una de las partes del cuerpo que más transpiran.

 

Por eso es necesario:

  1. Lavarlos con jabón entre los dedos y, muy importante también, secarlos correctamente para evitar que, debido a esa humedad remanente, proliferen hongos u otros microorganismos oportunistas.
  2.  Colocarles a pies y calzados talco con fragancia o bien los famosos talcos pédicos mentolados o con alcanfor.
  3. Si hay presencia de hongos, tratarlos con un antimicótico (antihongos) en crema o en spray.
  4. Usar medias de algodón para permitir que absorban el sudor, ya que en caso de mal olor por transpiración, sin medias el aroma será más evidente.
  5. De ser posible, refrescar los pies varias veces al día.
  6. Por las noches remojar los pies en agua con sales de baño aromáticas (o, en su defecto, sal gruesa).
  7. Mantener las uñas bien cortas, pues largas son un refugio perfecto para bacterias y hongos, que causan un olor muy fuerte y desagradable.


Nuestros pies son una parte esencial de nuestra anatomía, por eso debemos cuidarlos, mimarlos; mantenerlos correctamente limpios, desodorizados y libres de hongos.

Ahora si! A sacar las sandalias del placar y a lucir sin culpas unos pies bellos, sanos y con deliciosa fragancia!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *