¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Protectores hidrófugos: tipos y usos específicos

 0
Protectores hidrófugos

Los protectores hidrófugos son aditivos de impregnación elaborados a base de una mezcla de siloxanos, jabón metálico de alta pureza, gelificantes y agua, que permiten una distribución fácil y uniforme.

Estos se utilizan para aislar o preservar distintos tipos de materiales de la acción del agua, ya sea por permeabilidad, desde la superficie o frente del soporte, o por capilaridad, que es el agua que proviene de los subsuelos, lo que permitirá incrementar su durabilidad en el tiempo.

Existen distintos tipos de protectores hidrófugos, ya sea en solución (listo para usar), invisible o para fachadas (ver también: Hidrofugante para fachadas), también en polvo en el caso que se utilicen para preparar en morteros.



Los usos específicos de este material tienen diferentes alcances:

  1. Se utiliza para elaborar mezclas de obra libres de humedad (polvo).
  2. Permite impermeabilizar cimientos, terrazas, hormigón, contrapisos, sótanos, baños y cocinas de superficie.
  3. Proteger cerámicos rústicos y baldosas absorbentes.
  4. Crear en distintos soportes una eficaz protección contra los efectos del clima.
  5. Evitar el envejecimiento y la descomposición del material sustrato.

Ventajas:

  1. Este es un producto fundamentalmente elaborado con una base acuosa, con lo cual se reduce notablemente el tiempo de espera entre las diferentes etapas del tratamiento impermeabilizante.
  2. No cambia la tonalidad ni la textura superficial de los soportes sobre los cuales se aplica.
  3. Permite respirar el material por su característica de acabado poroso.
  4. Es elástico con lo cual es sencillo de aplicar y distribuir.
  5. En pisos cerámicos ásperos, ayuda a elementos de alta adherencia (como gomas de mascar) a que no se incrusten estrechamente en el material.
  6. Es un material accesible en cuanto a costo. 50 dólares aproximadamente dependiendo de la marca y la calidad del material.


Tener en cuenta que para la obtención de resultados óptimos se deben seguir indicaciones del fabricante, ya sea en polvo, para preparar, o líquidos listo para usar.

En el caso de la versión sólida se recomienda 1 kilogramo de producto en un litro de agua. Y en el caso de requerir la elaboración en mortero se necesitarán 3 partes de arena, 1 de cemento, 1 parte de protector hidrófugo y agua.

Se aconseja no utilizar sobre yeso, ladrillos, soportes flexibles, madera o aglomerados.

Ante cualquier duda respecto a la especificación técnica del material, consulte con el fabricante oportunamente.




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Carlos Nadal

En mi vida probé muchísimos deportes, y hoy conservo aquellas actividades y hobbies que se realizan al aire libre. Mi otra pasión es viajar: conocer lugares exóticos del mundo y escribir bitácoras de mis vivencias. Disfruto de la fotografía y la geografía, así que cuando me surge un viaje, nunca lo dudo. Estas son mis experiencias.

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *