¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

¿Cómo se hace un niño maleducado? ¿Cómo se revierte?

niño maleducado

Un niño se considera mal educado cuando no ha aprendido a comportarse, cuando trasgrede los limites continuamente, no respeta a los demás e intenta hacer siempre su voluntad. Pero noten que la palabra maleducado hace referencia directa a los educadores a cargo de inculcarle un buen juicio, normas y directivas, para que el infante no sea asociado a esta denominación. Es decir que si nadie lo educa, le enseña, lo guía, el chico como podría aprender.

El niño no nace maleducado, se hace… y por exclusiva responsabilidad de sus padres o tutores, que no le han procurado pautas de conductas para que internalice la obediencia, ni un carácter abierto para seguir pautas básicas que le permitan crecer y desarrollarse armoniosamente, para que en el futuro se transforme en un adulto responsable de sus actos, adaptado a la sociedad en que está inmerso, y capaz de establecer prosperas relaciones interpersonales y consigo mismo.



Los hijos cada vez luchan por ganar más terreno, e intentan manipular a través de distintas estrategias, como pataleos, llanto, gritos, y muchas veces por no pasar por esto accedemos a su irreverente voluntad. Un chico que no es guiado ni corregido cuando realiza acciones no deseadas o incorrectas, es como una bomba de tiempo, y lejos de hacerle un bien le hacemos un terrible daño. Lo bueno es que se puede revertir.

Tomen nota de estas sugerencias para lograrlo:

  1. Comunicación: recuperar la comunicación bien entendida, no con gritos, sino a través del dialogo. Escucharlo e intentar comprender sus razones para poder llegar al porqué de este comportamiento.
  2. Pasar tiempo con ellos: compartir, que sepan que son importantes, y además que deben seguir nuestras indicaciones porque siempre será en pos de su bienestar.
  3. Señalarles cuando algo no nos gusta: o si le damos alguna regla y no la cumple, que sepan que habrá consecuencias; no castigo físico, ni encerrarlo, pero sí que no mirará su programa favorito, o por una semana se olviden de la computadora, etc.
  4. Lo que se indique como penitencia, que se cumpla: pues de lo contrario la próxima vez no creerán que habrá consecuencias de sus actos equivocados, y basados en esta premisa ellos trasgredirán más todavía.
  5. Ser muy pacientes: pues corregir comportamientos es aún más difícil que inculcarlos de primera mano.


Un niño educado, en el futuro seguramente nos agradecerá. Educarlos es también demostrarles cuanto los amamos!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *