¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Mi hijo no me hace caso: ¿qué hago? 10 consejos educativos

tu hijo no te hace caso

Si se encuentran en la problemática “mi hijo no me hace caso”, acompáñenos en este artículo para descubrir 10 consejos educativos para lograr el objetivo, y que vuelva a reinar la paz en el hogar.

Nos encontramos en una época donde el mundo se haya revolucionado; son ritmos vertiginosos los que hoy priman irremediablemente… Por lo cual los niños se encuentran en un entorno sobreestimulado y con papás seguramente estresados, como todos, intentando poner límites mientras chequeamos nuestro teléfono celular, contestamos un mail o estando en teleconferencia con algún sujeto a kilómetros de nuestro constante caos hogareño; y ahí están nuestros pequeños intentando echar mano a todo lo que encuentran a su paso, aprovechando nuestro elevado grado de distracción. En medio de todo este lio, queremos y necesitamos de manera urgente que los chicos nos hagan caso; y aunque no vamos a negar que no es tarea fácil, a continuación les acercamos algunas pautas para que consigamos la obediencia de nuestros hijos, y la armonía vuelva a nosotros casi de manera instantánea.



10 consejos educativos

    1. Recuperar la comunicación: conversar, mirarlos a los ojos, conectarse persona a persona, recuperar ese vínculo precioso que muchas veces relegamos por correr las 24 horas del día.
    2. No insultar ni destratarlos: pues aunque sean niños son personas, y de esta forma vamos debilitando su yo estructural.
    3. Comprender que son niños y guiarlos armoniosamente.
    4. Poner límites a tiempo: es necesario que ellos escuchen la palabra no, y a la vez explicarles el motivo de esa negativa, ya que los ayuda a crecer entendiendo, y a comprender de a poco lo que está bien de lo que no.
    5. No levantarles la mano: pues la violencia es un camino de ida, daña su autoestima generando frustración y descontento.
    6. Conversar no gritar: pues debemos hacer entender con palabras, con fundamento, y no con gritos infértiles que no le hacen bien a nadie.
    7. Advertirles que si hacen mal tendrá consecuencias: sentarse por unos minutos para que se dé cuenta de su error.
    8. Al darle alguna indicación, mirarlo a los ojos y que ellos nos miren: para acostumbrarlos a una comunicación integral.
    9. Abrazarlo e incentivarlos a que hacer caso a los papás es lo correcto: pero no a través de la comida, sino del amor genuino y demostraciones cariñosas.
    10. Debemos urgentemente dejar de ser permisivos, y darles las herramientas para que se adapten al mundo, y no el mundo a ellos.


Para que ellos sean personas de bien, debemos educarlos!, y plantearles normas de conducta, siempre en un lenguaje que ellos comprendan, nunca a los gritos… sin generar temor, sino respeto.

Paciencia y mucho, mucho amor!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *