Pensamientos para la pareja: 10 reflexiones para superar la prueba del tiempo

Pensamientos para la pareja

Este es un informe especial, donde desarrollaremos pensamientos para la pareja, para superar la prueba del tiempo y lograr perdurar, con los sentimientos vividos renovándose con experiencias nuevas y reactulizándose a partir del amor, la comprensión y el respeto mutuo.

Les acercaremos 10 pensamientos para ganarle el desafío al inexorable e incansable correr del reloj:

  1. Lo más importante es la comunicación: hablar de lo que sentimos o pensamos, de lo bueno y de lo que nos molesta también, para que juntos podamos hallar la solución.
  2. Aprender a no discutir por tonterías: dejar el intercambio de opiniones para temas que merezcan semejante gasto de energía.
  3. Brindar confianza, e inspirarla en el otro: no es sano ser pareja y detectives, y ni bien entra en la ducha correr a desbloquear su celular o inmiscuirnos a bajas horas de la madrugada en su correo electrónico.


  1. Cultivar el interés mutuo: arreglarnos y seguir seduciendo, son halagadores los detalles porque mantiene viva la llama y el deseo.
  2. Saber perdonar y pedir disculpas si nos equivocamos: es una muestra de humildad, de un amor bueno y contemplativo.
  3. Ser paciente y tolerante: pues ellos son de Marte y nosotras de Venus, y complementar esos universos no es nada fácil.
  4. Conservar el buen humor: pues un ser mal humorado genera rispideces e invita a la tensión constante.
  5. Comprender las razones del otro, sus tiempos, amar con libertad: prohibirle esto o aquello no es buena idea pues es como ponerle puertas al campo, no es compatible; condicionar al otro no es amor, al contrario démosle alas para que pueda volar.
  6. Compartir las tristezas y no solo la dicha: esto produce un lazo indisoluble.
  7. No ser enfermo de celos: pues eso generará en un momento un punto de quiebre.


Una pareja es un compromiso constante; no nos referimos a ése que nos lleva a las nubes donde permanecemos flotando, totalmente sumergidos en el limbo, o aquél que nos hace escuchar a Puccini en nuestro oídos tan solo con la proximidad del ser amado (aunque es hermoso sentirlo aún más allá del tiempo). En este caso hablamos de las parejas ya establecidas, donde la realidad y la rutina muchas veces nos tironean a un tedio muy distante de ese idilio de las épocas primeras. Es allí donde el amor debe ser más fuerte y primar por sobre todas las cosas, para continuar compartiendo nuestra vida con ese ser maravilloso que una vez elegimos. ¡Si! Hablo en serio: debemos seguir amando a esa persona con sus defectos, virtudes, y lo vertiginoso de la vida diaria, y en medio de todo continuar eligiéndose, para bien, y nunca para mal…




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *