¿Cómo evitar y quitar el mal olor de zapatos y zapatillas? Técnicas y secretos

¿Cómo evitar y quitar el mal olor de zapatos y zapatillas?

No hace falta ser un deportista para sufrir de hedor en pies y calzados, ni tampoco resulta un problema exlusivo del género masculino. Hombres y mujeres de todas las edades, y quizá, sobre todo, los adolescentes, se topan en algún momento con pestilencias radicadas en sus calzados, volviendo real la pregunta que da pie (valga la redundancia) a la nota que tienes en tus manos: ¿cómo evitar y quitar el mal olor que se quedó a vivir en mi calzado? Calma, querido usuario, que en el presente artículo están todas las respuestas.



Eliminando hedores pestilentes

Si realizas todos los cuidados que te enumero a continuación, podrás ir diciéndole «adiós» a estas vergonzosas molestias. Pero no te saltees ningún tip, y no pierdas la constancia!

Veamos:

  1. Colocar polvo pédico, antes de calzarse, tanto en los pies como en el calzado.
  2. Al quitar el calzado, dejarlos en una zona donde estos puedan ventilarse y secarse (del sudor), como patios, balcones, y ventanas.
  3. Existen en el mercado rociadores con menta y alcanfor, especialmente diseñados para pies y calzado; por favor no apliquen desodorante de ambiente, puesto que, lejos de aromatizar, deja al secarse un olor muy particular en zapatos y zapatillas; esto ocurre simplemente porque, como su nombre lo indica, son para ambientes y no apto para prendas o calzados!
  4. Lavar las zapatillas con frecuencia, porque de lo contrario el mal olor penetra en las fibras de la tela y es muy difícil quitarlo. En el caso de los zapatos se pueden utilizar soluciones desodorizantes, que son muy efectivas para este tipo de calzado.
  5. Es recomendable utilizar el calzado con medias, porque estas absorben el sudor de los pies, evitando así que se impregne el interior de los mismos. Es una tendencia muy popular entre las nuevas generaciones utilizar los zapatos sin medias, con lo cual, al quitárselos al final del día, el olor acumulado puede invadir literalmente toda una habitación completa.
  6. Un consejito casero que siempre recomiendo es agregar en el calzado unas cucharaditas de bicarbonato de sodio, ya que es un efectivo desodorizante, y además un efectivo  antimicrobiano que evita el desarrollo de hongos y bacterias, responsable del olor tan desagradable en el interior de nuestros calzados.

 

 El mal olor en zapatos y zapatillas no sólo es entidad del género masculino, pues tanto hombres como mujeres de todas las edades deben hacer frente a este inconveniente.

 



Para las personas que transpiran mucho, no dejen de utilizar talco ni un solo día, para que éste disminuya la humedad producida por el sudor. Además, en el caso de las zapatillas, pueden elegir alguna de tela antitranspirante (se trata de aquellas generadas con un entramado que permite una constante circulación de aire, manteniendo los pies frescos, y menos sudorosos, lo que significa menos olor en el calzado).

A poner en práctica estas recomendaciones, para tener nuestros calzados libre de olores desagradables. Y dile «adiós» a esas situaciones tan incómodas cuando hay gente cerca!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *