Causas generales de malestar y agotamiento

causas del malestar y agotamiento

No existen causas universales de malestar y agotamiento, estas suelen ser tan variadas como personas que las refieren hay en el mundo.

Pero para tener una idea de lo que se habla, diremos que el agotamiento es una sensación que se manifiesta como falta de energía, desgano y muchas veces debilidad, lentitud y apabullamiento.

Las causas de estos síntomas pueden ser:

  1. Estrés: actualmente este se considera la razón fundamental asociada al malestar y el agotamiento físico y psíquico. (ver también: Cansancio por stress)
  2. Insomnio: la falta de sueño nos lleva a un cansancio que no logramos vencer, ya que no reponemos las energías necesarias para afrontar nuestras actividades diarias. (ver también: Causas del insomnio en el adulto mayor


  1. Ejercicio excesivo: la actividad física significa un desgaste para nuestro cuerpo, más aun si es excesiva, pero esta será beneficiosa si se hace de manera prudente sin sobre exigir nuestro sistema, porque de esta manera, lejos de resultar beneficiosa, será perjudicial.
  2. Comer en exceso: genera lo que se conoce como marea alcalina, que es estado de que luego de una copiosa ingesta genera modorra y decaimiento.
  3. El sobrepeso y la obesidad: predisponen al agotamiento y un conjunto de malestares propios del esfuerzo que se debe realizar para movilizar un gran volumen corporal.
  4. Jornadas agobiantes de trabajo: las interminables horas de trabajo nos llevan a llegar a casa totalmente agotados. Este es un mal muy común en estas épocas donde trabajamos mucho más de lo que muchas veces nuestro cuerpo puede resistir.
  5. Largas horas de estudio: esforzar la mente también genera un cansancio muy importante, a pesar de estar cómodamente sentados por largas horas.
  6. El ritmo de vida actual: Querer estar en varios lugares, andar de aquí para allá sin tomarnos un momento para relajarnos puede ocasionar cuadros de agotamiento y debilidad.

El cansancio cuando es pasajero, por las causas antes dichas, es completamente lógico y normal, pero deben saber que si este se sostiene en el tiempo es necesario realizar una consulta oportuna con su médico de confianza, para descartar un problema mayor. Ya que si bien por lo general se debe a una gran exigencia física o psíquica, este también puede estar asociado a algunas enfermedades, como anemia, diabetes, problemas vasculares, causas hormonales, depresión, trastornos del sistema inmunológicos, hipotiroidismo, entre otras.



Resultar necesario no exigirnos tanto, poder frenar y tener nuestro momento de relax, aunque mas no sea tan solo unos minutos por día. Además es necesario dormir no menos de ocho horas diarias, comer de manera saludable, realizar actividad física regular, moderada, sin dejar la vida en ello; y sobre todo pasar tiempo con los seres queridos y tomarnos un tiempo especialmente para estar tranquilos y hacer algo que nos guste verdaderamente.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *