¿Qué es la gimnasia consciente y cómo se practica?

gimnasia consciente

La gimnasia consciente (o eutonía) es una disciplina corporal que posibilita la percepción consciente del propio cuerpo. Permite tomar consciencia de cada movimiento, liberando tensiones y generando un profundo bienestar.

La eutonía significa tono equilibrado, ya que, al ser consciente de nuestro cuerpo como parte de un todo, ayuda a conseguir una armonía y equilibrio psicofísico que permite aliviar y reducir la incidencia de patologías que aparecen debido a los estados de tensión, generados debido al ritmo que la vida moderna nos exige. Por lo tanto, a partir de esta disciplina se aprende a prestar atención y decodificar las señales de nuestro cuerpo al realizar una acción, de manera tal de poder internalizar cada movimiento  logrando así modificar posturas dañinas y corregir acciones nocivas para nuestro sistema.



La gimnasia consciente puede ser practicada por personas de distintas edades con la finalidad de lograr:

  1. Recuperar la funcionalidad y vitalidad del cuerpo.
  2. Lograr mayor flexibilidad.
  3. Disminuir tensiones y dolores.
  4. Bajar el nivel de estrés.
  5. Construir nuevas actitudes corporales.
  6. Abordar problemas lumbares y cervicales.
  7. Ampliar la capacidad respiratoria y de movimiento.
  8. Reducir el dolor debido a etiologías posturales.
  9. Liberar tensiones y armonizar la mente en concordancia con el cuerpo.
  10. Optimizar la fisiología orgánica.

 ¿Cómo se practica?

  1. Esta disciplina se debe practicar con ropa cómoda y en posición acostada o sentada. Se pueden incorporar elementos que ayuden en los ejercicios a liberar tensión, como por ejemplo cañas de bambú, almohadas de diferentes densidades, flota-flota (que son segmentos cilíndricos de goma Eva que flotan en el agua como complemento de actividades de natación) pelotita de tenis, etc.
  2. Se respira con profundidad y se comienzan a trabajar movimientos sutiles a través de la conciencia de la quietud.
  3. Se intenta tomar registro de cada movimiento para amplificar la sensibilidad y desde allí comenzar la mejora de nuestro sistema, de manera preventiva o como terapia de recuperación.
  4. Se propone estar activos pero con un grado de tensión mínima, necesaria para realizar la actividad preestablecida.


La gimnasia consciente permite a través de la percepción profunda de cada movimiento, modificar la energía interna de nuestro organismo, admitiendo así una renovada conformación de nuestro sistema de defensa y poniendo en marcha mecanismos compensadores para mejorar en todos los sentidos.

 

La sesión es de una hora de duración. Es un método suave y global que puede ser practicado por personas de 7 años en adelante.

 

Busque un centro de gimnasia consciente en su zona y comience a recuperar su salud a través de esta técnica revolucionaria que ha llegado para quedarse!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *