¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

Dolor de estómago y eructos: posibles causas y soluciones

 14
Dolor de estómago y eructos

La dolencia estomacal es uno de los síntomas más frecuentes tanto en hombres como mujeres por igual. El dolor en la panza puede sentirse en distintas partes del estómago, y su sensación es de un dolor difuso o punzante, espasmódico. Puede también presentarse en forma de cólicos, siendo éste el cuadro que remite mayor nivel de sufrimiento.

El dolor es una sensación subjetiva, y, de hecho, un mismo signo puede ser percibido de diferentes maneras en cada uno de nosotros. Algunos pueden sentir punzadas fuertes en el vientre, mientras que otros retorcijones en la panza. La causa es la misma, pero cada organismo posee un umbral de dolor distinto, una decodificación propia; en otras palabras, la percepción de una molestia varía notablemente en cada persona (aunque se trate de integrantes de la misma familia).

Eructar es una liberación sonora de gas proveniente del tracto gastrointestinal a través de la boca. El provecho, en general, se produce cuando burbujas de aire quedan atrapadas en el estómago, contexto que, normalmente, se acompaña de una molesta sensación de hinchazón (porque las paredes del gastro se encuentran distendidas). Antes de soltar el “provecho” existe molestia, sobre todo al estar sentados con el estómago presionado (en casos más severos, cursa con un dolor en la parte superior del vientre).

Las posibles causas del dolor de estómago son innumerables, pero si asociamos ambas molestias, el dolor gástrico con los eructos, las posibles causas con toda seguridad nos remitirán a razones relacionadas estrechamente con el aparato digestivo como resultado directo del efecto de los alimentos, bebidas y preparaciones que ingerimos.



Algunas causas de tener eructos pueden ser

  1. Intolerancia a algún tipo de alimento.
  2. Fermentación por parte de las bacterias específicas, como por ejemplo al consumir leche.
  3. Beber líquidos con gas, como soda, líquidos gasificados, gaseosas.
  4. Comer en exceso.
  5. Beber gran volumen de líquidos en poco tiempo.
  6. Masticar chicle durante lapsos prolongados: debido a que facilita la incorporación de aire a través del tragado constante de saliva.
  7. Comida rica en hidratos de carbono, ya que son altamente fermentativos.
  8. Consumir algunos alimentos como cítricos, tubérculos (papa, batata), coles, legumbres (garbanzos, semillas, lentejas, arvejas, porotos, pistacho).


Como vemos, en todos los casos debe generarse una producción gaseosa excesiva responsable de la distención abdominal. Debido a la acumulación de aire dentro del estómago, sobreviene el dolor por el estiramiento desproporcionado del órgano. Como mecanismo compensatorio, pueden eliminarse parte de los gases en forma de eructo, que evacúa algo del volumen gaseoso residual. El resto, ineludiblemente se liberará a través de flatos.

 

Las posibles soluciones para aliviar ambos trastornos serán mantener un plan de alimentación libre de productos fermentativos. Te recomiendo comer despacio, y poca cantidad en cada bocado (fraccionamiento). Ingiere bebidas sin gas.


» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Eliana Ramplona

Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

Google+