Masajes anticelulíticos caseros: técnica y procedimiento

Masajes anticeluliticos caseros

La celulitis es una inflamación que afecta el tejido celular subcutáneo, produciendo ese odioso aspecto conocido como «piel de naranja». Se origina por un exceso de líquidos y lípidos que provocan esa especie de hundimiento, verdadera pesadilla principalmente en mujeres, que lo sufren en un 90%. Este es considerado fundamentalmente un problema estético, pero en muchos casos excede lo visual ya que cursa con dolor, y eso habla a las claras de un problema circulatorio más importante.

Los masajes anticelulíticos caseros son una alternativa válida para quienes desean «mimar» y mejorar la apariencia de su piel de una forma económica y natural.

 

 Los masajes anticelulíticos combinan dos elementos, presión y movimiento, ejerciendo así una acción directa sobre tejidos, vasos y sistema linfático.

 

La técnica provoca un efecto de beneficios combinados como:

  1. mejoramiento de la circulación de retorno.
  2. eliminación de toxinas.
  3. incremento del drenaje de líquidos linfáticos, mejorando así notablemente el aspecto de la piel, que deja de ser porosa y discontinua, para ir gradualmente ganando una apariencia más lisa y suave.


La técnica del masaje anticelulítico:

  1. Puede realizarse tanto con un cepillo como con un guante especial para este fin.
  2. Se realiza sobre todo el cuerpo pero principalmente en las zona de muslos, glúteos y caderas.
  3. Se puede realizar en seco, o bien agregando una pequeña cantidad de aceite para favorecer el movimiento.
  4. Los movimientos deben efectuarse en el sentido de la circulación de regreso (por ejemplo, de la planta de los pies hacia los muslos, y desde las palmas de las manos hacia el hombro), combinándolo con otros circulares para una acción más efectiva y profunda.
  5. No deben ser fuertes o bruscos; no es necesario que duela para que funcione, esto solo logrará irritar la piel.
  6. Para terminar, se realiza el vaciado de la celulitis, que consiste en movimientos rectos y firmes con la palma de los dedos hacia las extremidades, esto ayuda a la eliminación de emulsión lipídica (grasa y agua) a través de la orina.

La técnica de los masajes anticelulíticos es muy difundida en todo el mundo y su eficacia se encuentra comprobada, ya que, gracias a la combinación de movimientos, se consigue fragmentar las formaciones celulíticas que, al ser más pequeñas, resultan posteriormente más fáciles de eliminar.



No está de más aclarar que el masaje debe estar acompañado de una dieta equilibrada, actividad física regular, y controlar el consumo de sal para evitar la retención de líquidos que acentúa más el problema de la celulitis.

Atención, los efectos son progresivos, no ocurren de la noche a la mañana. Se requiere constancia, y un estilo vida saludable. Pruébenlo y después me cuentan por aquí cómo les fue.




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios