0
beneficios de la quiropraxia

La quiropraxia cervical presenta beneficios sin igual para aliviar tensiones y dolores posturales, ayudándonos, desde el masaje especializado en las vértebras, a mejorar nuestra calidad de vida.

Cierto es que dolores musculares, contracturas, aflicciones a nivel de hombros, espaldas y cuello son consecuencias posibles de problemas cervicales, ocasionados por distintos motivos como malas posturas, golpes y accidentes que producen una determinada distorsión de la colocación fisiológica de las piezas vertebrales. Este desorden se traduce como una alteración de los músculos periféricos conjuntamente con el sistema nervioso, trastornos que paulatinamente van produciendo verdaderos estragos en el sistema mio-esquelético.



Los síntomas pueden identificarse como alteraciones en la funcionalidad del movimiento. Trastornos como rigidez, dolores esporádicos al realizar desplazamientos o levantamientos, y hasta hormigueo son señales de que necesitamos quiropraxia.

Estos síntomas cardinales de dolor difuso y rigidez no llegan solos: suelen ir acompañados de mareos, dolor de cabeza, vértigo, fotofobia (molestia en los ojos ante iluminación intensa), desequilibrios y, en algunos casos, hasta náuseas.

La técnica de quiropraxia es un método terapéutico, inocuo, no invasivo, seguro y muy eficaz para ajustar o corregir la posición de las vértebras a través de trabajo manual. Hace uso de diferentes presiones sobre las áreas afectadas de la columna vertebral para recuperar la función óptima de nuestro sistema vertebral y subsanar las micro-lesiones neuronales, librándonos de las molestas sintomatologías.

10 beneficios de la quiropraxia cervical:

  1. Recuperar la alineación de las vértebras de manera rápida e indolora.
  2. Aliviar tensiones músculo-nerviosas.
  3. Recobrar la movilidad de las vértebras respecto a su pieza anterior y posterior (es decir, cada vértebra en relación a sus vértebras inmediatas).
  4. Facilitar el funcionamiento óptimo del organismo.
  5. Reducir notablemente el dolor y la tensión.
  6. Bajar la incidencia de espasmos musculares de la zona afectada.
  7. Restaurar el patrón normal de movimientos y articulaciones.
  8. Devolver la capacidad regeneradora de nuestro cuerpo.
  9. No presenta efectos secundarios, pues se trata de una terapia libre de fármacos.
  10. Normalizar la curvatura natural de la columna vertebral.


La técnica de quiropraxia cervical, debido a que trabaja directamente sobre la columna alta, comprende las siete primeras vértebras, que son de alguna manera la puerta de entrada de los nervios craneales. Desde esa región es que nuestro cerebro comanda nuestro cuerpo a través del sistema parasimpático y simpático (según el área del cuerpo determinada y el tipo de orden enviada desde el encéfalo). Siendo una región delicada, es necesario que la quiropraxia se lleve a cabo por expertos profesionales para minimizar posibles riesgos de mala praxis, y asegurar los beneficios sanadores del tratamiento.




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Eliana Ramplona

Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *