¿Qué me importa? Total, ¡me vuelve a crecer!

aislan genes de regeneracion en reptiles que podrian significar la regeneracion de tejido y organos humanos
Kenro Kusumi
Kenro Kusumi

Muchos años de investigaciones y pruebas de laboratorio han transcurrido para que este hallazgo alguna vez pueda aplicarse a los seres humanos, y es que el fenómeno es de lo más curioso: un reptil puede perder su cola (de hecho, la libera a voluntad si se encuentra en peligro) contentando el estómago de su depredador sin tener que morir en el intento. Semejante proeza genética ha motivado un sinfín de estudios a nivel planetario a lo largo del tiempo, y hoy por fin ha dado sus frutos.

Kenro Kusumi, graduado en la famosa MIT (Massachusetts Institute of Technology, de donde salen todos estos genios) y especializado en el desarrollo, regeneración y evolución de la columna vertebral, ha contemplado en sus estudios esta particularidad de poder recuperar la cola, existente en ciertos vertebrados (como los lagartos), y en el presente ha identificado los genes necesarios para que este «milagro» ocurra.

 

si continuamos la fórmula genética descubierta en los lagartos, y aprovechamos estos mismos genes en células humanas, en el futuro podría ser posible regenerar cartílagos, músculos e incluso la médula espinal

 

Las posibilidades de este hallazgo son, ciertamente, tan ilimitadas como, podría decirse, insólitas. Habrá que esperar y ver hacia adónde conducen las nuevas pruebas que comenzarán a realizarse a partir de ahora, pero la imaginación, nuevamente, resulta escasa comparada con las posibilidades que nos depara el no tan distante futuro. Y como dijo Oscar Wilde, «es la vida la que imita al arte, y no el arte a la vida».




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

2 comentarios en “¿Qué me importa? Total, ¡me vuelve a crecer!”

    1. Ayd! Muchísimas gracias, ahora sí que no paso por la puerta de lo hinchado que me ha quedado el orgullo 🙂 🙂 🙂 besos, que estés muy bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *