¿Cuál es la hormona de la felicidad? ¿Cómo generarla?

la hormona de la felicidad

La hormona de la felicidad tiene nombre propio y no es más ni menos que la serotonina. Ésta es una sustancia química que produce el estímulo de ciertas terminaciones nerviosas generando una sensación de bienestar tan grande y estable que nos hace sonreír, muy parecido a lo que definimos como alegría extrema, o más precisamente felicidad.

Esta posee propiedades que actúan como un analgésico natural que aleja de nosotros el dolor y la sensación de decaimiento. Aunque se genera naturalmente en el cuerpo la buena noticia es que nosotros podemos contribuir a partir de la alimentación al incremento de su producción. Para ello lo que debemos hacer es incrementar el consumo de algunos alimentos ricos en un aminoácido llamado triptófano, como por ejemplo banana, leche, legumbres, nueces, pescado, chocolate, entre otros. Esto se debe a que el triptófano es precursor de esta hormona, es decir que a partir de él se genera la serotonina en el organismo.



Efectos de la serotonina

Cuando la serotonina se encuentra en el cuerpo en niveles equilibrados permite que nuestro sistema funcione de manera óptima, brindándonos sensaciones gratificantes alejadas de la depresión, la ira, el descontento, el temor, la ansiedad, el pánico, de episodios compulsivos, jaquecas severas, o alteraciones que se manifiestan cuando los niveles de estas se encuentran disminuidos.

 

Otra manera de ayudar a la génesis endógena de serotonina es realizar actividades al aire libre, permanecer en calma, descansar bien y generar pensamientos positivos.

 

La serotonina también contribuye a un descanso reparador al dormir, ya que es generadora de la melatonina, sustancia involucrada en la conciliación del sueño. Por otra parte también es responsable de mantener los patrones circadianos (de sueño-vigilia) en perfecta sincronía para hacer posible un descanso restaurador mejorando así nuestro estado anímico, y más importante aún nuestra calidad de vida.



Como podemos ver, la importancia de la producción de serotonina es decisiva en nuestro bienestar, por eso es fundamental aplicar los recursos para elevar su producción y así poder citar la frase de Will Smith en su película… «esta parte de mi vida se llama… felicidad».




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *