¿Por qué se producen los vértigos y mareos?

Vértigos y mareos

Al hablar de vértigos y mareos, no nos estamos refiriendo a la misma disfunción; aunque en ocasiones se toman como sinónimos, no sólo sus nombres, sino la sintomatología también, la verdad es que se trata de males enteramente diferentes.

Para dejar en claro los términos, diremos que el mareo es un síntoma en sí mismo, que consiste meramente en la perdida del equilibrio o inestabilidad; en cambio el vértigo es un síndrome, es decir un conjunto de signos y síntomas asociados que ponen de manifiesto un complejo cuadro que es más común de lo que se piensa (y más frecuente en mujeres que en hombres) (ver: Síntomas y tratamientos del vértigo). Este último se caracteriza por una sensación de movimiento continuo de giros acelerados, que se acompañan de emociones límites, de apabullamiento, mareo, desconcierto, dolor de cabeza, sudoración, inestabilidad, etc.



La sensación de mareo solo remite a la falta equilibrio, y se puede deber a múltiples razones como:

  1. Disminución abrupta de la glucemia.
  2. Embarazo.
  3. Descenso de la presión arterial.
  4. Pocas horas de sueño.
  5. Exceso de calor.
  6. Alguna enfermedad.
  7. Ingesta insuficiente.
  8. Falta de horas de sueño.
  9. Insuficiencia de oxigeno.
  10. Baja presión atmosférica.

En cambio el síndrome vertiginoso se puede deber a:

  1. Fallas en el oído interno.
  2. Exceso de líquido del oído interno.
  3. Desperfecto en receptores o mediadores cerebrales.
  4. Entorpecimiento de los impulsos nerviosos.
  5. Traumas o golpes en la cabeza.
  6. Procesos virales.
  7. Afecciones bacterianas.
  8. Tumores cerebrales.
  9. Afecciones neuronales o vasculares.
  10. Malas posturas.
  11. Epilepsia.
  12. Esclerosis múltiple.
  13. Por causas medicamentosas: como ciertos antibióticos, anticonvulsivos, etc.
  14. Accidentes cerebro vasculares,
  15. Etc.


Muchos de nosotros hemos experimentado alguna vez algún tipo de mareo, pero muy probablemente desconozcamos el síndrome vertiginoso. Este es bastante intenso, y yo lo descubrí durante el embarazo; sentía que iba a caerme de cabeza, sudaba frío profusamente, y en ocasiones sentía que no podía respirar. Es un estado de mucha confusión, donde el único alivio lo encontraba cuando estaba acostada, en la oscuridad, porque incluso la luz del día era motivo de un dolor de cabeza paralizante.

Por eso, ante el primer síntoma consulten a su doctor, ya que este problema es perfectamente tratable; primero se debe saber la causa que lo ha desencadenado, y, claro, no perder la cabeza!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

6 comentarios en “¿Por qué se producen los vértigos y mareos?”

  1. Yo padezco de vértigo y mareos; esto es debido a que, por una explosión de un artefacto o mejor dicho por una mina, se me destruyó el oído izquierdo, y también tengo fallas en el derecho. Quisiera saber más acerca del tema del vértigo.

    1. Isabella Colombotto

      Hola Gabriel. Lamento terriblemente lo ocurrido con tu oído. Lo cierto es que, dentro del oído, se encuentra el sistema del equilibrio (existen unos pelillos que detectan el cambio de posición de la cabeza). Cuando se daña la zona por inflamación (causada por el daño de la explosión, en tu caso), se afecta el centro mismo de este equilibrio viendose afectado también la precisión del espacio tridimensional. Esto sin duda produce tu vértigo y mareo! Un saludo grande, Gabriel.

  2. Hola yo últimamente he estado con vértigo, han sido seguidos y de verdad me esta complicando mucho, esto puede ser debido al stress por el cual estoy pasando en este momento de lo vida? Ya que hace más de dos meses tengo disfonia músculo tensional y me tiene muy triste. Espero una respuesta, gracias por compartir este tema 🙂

    1. Isabella Colombotto

      Hola Fran. Efectivamente el cuadro de disfonía músculo-tensional aparece en situaciones de estrés, exigencias laborales altas y/o familiares. Dado que es una tensión muscular que no solamente afecta al cuello sino también a la mandíbula, no me cuesta asociar tu vértigo actual con el mismo (piensa que los huesos de la mandíbula encajan cercanos a los tímpanos). Casi con seguridad que resolver esta difonía hará desaparecer el vértigo.
      Mucha suerte, te deseo que puedas estar bien prontito! besos

  3. Buenos días. Estoy muy preocupada porque estos vértigos me descompensan, y no trabajo con normalidad. Me hice todos los exámenes y todo salió normal. Me revisaron los oídos para saber por qué se producían los vértigos y tenía muy inflamada las membranas de los oídos. Me calmó con el tratamiento pero de nuevo empecé con los vértigos. ¿Qué hago? Gracias.

    1. Isabella Colombotto

      Hola Elida. Lamento mucho lo que te ocurre. En realidad la causa de los vértigos (y sus características) son diferentes y factibles de ser causadas por muy distintas razones (por ejemplo, trastornos en las vértebras). Es por esto que la consulta médica y los estudios clínicos derivados de ésta son necesarios para establecer un cuadro serio, honesto. Te recomiendo que no te dejes estar.
      Muchos besos.
      Eli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *