¿Necesitas información adicional? ¿Te han quedado dudas con respecto a un tema? Pregúntale al Topo

[email protected]

tipos de neurotransmisores

Las neuronas dentro de nuestra cabeza no se tocan: están aisladas por un espacio microscópico pero suficiente. Entonces, se comunican entre sí a través de “mensajeros”, la comunicación se denomina sinapsis (¿qué es la sinapsis?), y la brecha entre ellas tiene el nombre de espacio sináptico (ver esquema). Estos “mensajeros” no son otros que los neurotransmisores, y el cerebro cuenta con distintos tipos de ellos, puesto que tienen a cargo funciones específicas que participan en diferentes mecanismos intra-orgánicos.

Los neurotransmisores ofician de mediadores (¿qué son los neurotransmisores?). En otras palabras, se trata de sustancias capaces de trasmitir información química o eléctrica de una célula a otra para hacer posible las comunicaciones tisulares (entre tejidos celulares) involucradas en cada mecanismo fisiológico.



Los diferentes tipos de neurotransmisores se agrupan en:

  1. Excitables: estos son los encargados de abrir canales selectivos a cationes (partículas cargadas positivamente) como el sodio y el calcio. El proceso contrae la consecuente despolarización de la membrana post sináptica. Por ejemplo: glutamato, acetilcolina, serotonina.
  2. Inhibidores: estos son los responsables de abrir los canales a aniones (partículas cargadas negativamente) tales como el cloro, obteniendo, por ello, la hiper-polarización de la membrana. Por ejemplo: acido butírico, glicina.

Cada uno de estos elementos produce un efecto antagónico, es decir, de fuerzas que se contrarrestan. El efecto hace variar la permeabilidad de las membranas celulares para que determinadas sustancias penetren (o no) al espacio intracelular. Entre estas sustancias encontramos las que permiten síntesis, reacciones químicas y transportes de compuestos a través de la sangre. Y todo esta complejidad se halla comandada por el cerebro bajo el circuito neuronal. Dicho sistema permite que se ejecuten, de manera óptima, cada uno de los procesos, tanto del normal funcionamiento del organismo como de su regulación (en caso de algún tipo de alteración).

Como dijimos anteriormente, los neurotransmisores son eficaces mensajeros, aunque no todos presentan la misma naturaleza ni la misma funcionalidad. Algunos de ellos son:

  1. Aminoácidos: por ejemplo, el glutamato, aspartamo, glicina, o amino butírico.
  2. Monoaminas: por ejemplo, catecolaminas, entre las que reconocemos, la dopamina, adrenalina, noradrenalina, que se sintetizan a partir de tirosina.
  3. Acetil colina: es un neurotransmisor que participa en diferentes mecanismos del metabolismo, además fue el primer mediador químico descubierto.
  4. Neuropeptidos: sintetizados en las neuronas, como por ejemplo las endorfinas, involucradas en la producción de compuestos que estimulan las sensaciones asociadas con el placer, la paciencia, el autocontrol, y la auto-regulación.




Podemos concluir que los neurotransmisores son sustancias imprescindibles para la vida, puesto que a través de ellos es que el encéfalo comanda todos los procesos que deben ser estimulados o inhibidos según la situación específica. Los neurotransmisores son los encargados de desencadenar distintas reacciones en cascada, que darán como resultado un compuesto, una reacción orgánica, un fenómeno físico-químico y demás. Todo ocurre con un propósito definido y bajo el el objetivo primario de mantener el equilibrio sistémico individual.

Nuestro organismo es una máquina perfecta de mecanismos relacionados entre sí en función de la eterna ecuación estímulo/respuesta. Y los neurotrasmisores no sólo son protagonistas indispensables, sino también un modelo reducido de nuestro comportamiento más esencial en la vida.




Soy licenciada en nutrición con master en alimentación natural y macrobiótica. Colaboro en diversos medios impresos para educación social alimentaria y prevención de la desnutrición. Además escribo sobre estética y ciertos temas de interés médico asistencial, mi segunda gran pasión! Soy fanática de los delfines y ballenas.

» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *