Alisar mi cabello con crema: ¿cómo se hace?

 0
alisar tu cabello

El shock de keratina es un tratamiento capilar que consiste en la aplicación de una crema (obviamente a base de keratina) muy fácil de conseguir en tiendas, farmacias, perfumerías, o supermercados, y que le otorga nueva vida a nuestro cabello, ya que le confiere su proteína estructural que fortalece y reestablece sus fibras en minutos!



Shock de keratina:

  1. Lavar el cabello perfectamente: preferentemente con un champú neutro para no dejar residuos que pudieran mal lograr dicha terapia de renovación capilar.
  2. Secar con toalla: sin frotar para no resquebrajar la estructura capilar.
  3. Colocar la crema de keratina (libre de formol): mechón por mechón, comenzando en la zona cercana al cuello, e ir ascendiendo hacia las capas superiores.
  4. Envolver con nylon o gorra de baño.
  5. Suministrar calor con secador: durante 10-15 minutos.
  6. Fijar la keratina con planchita: mecha por mecha, para que esta quede perfectamente retenida en la estructura de la fibra capilar.
  7. No enjuagar ni mojar el cabello por 48 horas: en esto residirá el éxito del tratamiento.

Ver también → ¿Cómo aplicar keratina a mi pelo?



Este producto presenta un olor avainillado bien característico; pero atención! se debe tener presente que no contengan compuestos de aldehídos, ni de formol, ya que estos son altamente nocivos para la salud, pudiendo causar alergias, dermatitis, problemas respiratorios, en los peores casos alteraciones neurológicas, e inclusive hay casos de resultados fatales. Por eso seamos responsables al seleccionar los productos que utilicemos, para que además de realizar una terapia capilar exitosa cuidemos nuestra salud. Nunca hipotequemos nuestro bienestar en pos de la belleza, ya que no se debe elegir, se puede tener ambas, salud y un cabello hermoso.

 

Este tratamiento puede durar de 2 a 6 meses, dependiendo de la frecuencia de lavado y del clima de nuestra ciudad de residencia.

 

La keratina en crema tiende a alinear las fibras del pelo por captación de esta proteína que unifica las fibras, dando como resultado una hebra pilosa más compacta y fuerte, lo que produce un cabello más suave, sedoso, con mayor cuerpo y vitalidad.

Este tipo de tratamientos, si se realizan de manera profesional, cuestan de 10 a 15 dólares, pero por suerte hoy podemos hacerlos nosotros mismos, tan solo consiguiendo el kit listo para usar.




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Isabella Colombotto

Ratona de biblioteca, trabajo de correctora part-time para varios sellos editoriales. Cuanto cae en mis manos lo leo, desde un libro hasta la etiqueta del shampoo! :P (y por ahora no uso anteojos!)

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *