Remedios caseros para las ojeras: soluciones prácticas

Remedios caseros para las ojeras

Las ojeras se tornan más oscuras que el resto de la piel, por eso son fáciles de evidenciar, hacen lucir el rostro más cansado y la mirada se desluce, dando la apariencia de una persona menos jovial y de expresión sombría.

Las ojeras y bolsas también se relacionan con la acumulación de toxinas en el organismo, ya sea por beber poca agua o porque el riñón no alcanza a filtrar todas las impurezas presentes en la sangre. Por lo cual resulta importante tomar abundante agua (no menos de dos litros por día), alimentarse bien para recibir los nutrientes necesarios y así obtener la energía para realizar las actividades diarias y para que el cansancio no se dibuje en nuestro rostro, específicamente debajo de los ojos.



Remedios caseros que tienen un efecto atenuante de ojeras y bolsas

  1. Las rodajas de pepinos frías
  2. Las compresas de té verde helado
  3. Las rodajas de kiwi
  4. Una pasta formada con germen de trigo, menta y agua
  5. Paquetes refrigerantes (con hielo)
  6. El tomate frío

 

Todos estos cumplen una función anti inflamatoria, permitiendo que drene el exceso de líquido y las sustancias disueltas en él, descomprimiendo la zona y haciendo lucir una mirada renovada y más brillante.

Además en el mercado cosmético existen cremas, geles, complejos activos, pipetas de uso tópico y hasta lociones termales que cumplen más o menos un efecto similar, tal vez más rápidos y efectivos pero por lo general de elevadísimos costos.

 

 Pero por supuesto, no hay nada que no quite una buena noche de descanso! Por eso, hay que dormir las horas necesarias!



Otros aspectos fundamentales

No se debe olvidar que el descanso es fundamental, todos tenemos que dormir en lo posible no menos de 8 horas diarias. Sé que para algunos es una quimera, pero bueno… vale la pena soñar.

Las horas de sueño permiten que el cuerpo se recupere y los fluidos del organismo se redistribuyan apropiadamente, lo que evitará la acumulación de los mismos en los miembros inferiores y el rostro, evitando entonces la súbita aparición de ojeras y bolsas que nos hacen lucir realmente agotados.

En conclusión beber mucha agua, descansar y alimentarnos correctamente nos hará lucir fantásticos, con menos signos de agotamiento, sin ojeras ni bolsas. Y al fin podremos decir : adiós a nuestro corrector de ojeras!




» ¿Te ha servido? ¡Compártelo! Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios

BuscaTopo

¡Quiero saber más!

Anuncios