¿Cómo elegir un edredón nórdico? Tamaños, rellenos y diseños

 0
¿Cómo elegir un edredón nórdico para su cama?

Si se preguntan ¿cómo elegir un edredón nórdico? tal vez lo primero que debamos aclarar es de que elemento se trata. En la mayoría de los países de Latinoamérica es conocido como acolchado o cobertor.



Siempre nos preocupamos por tener un buen colchón o una cómoda almohada, pero en realidad la ropa de cama es tan importante para el confort como los otros elementos ya que otorga comodidad, suavidad al tacto y protección para mantener una óptima temperatura corporal durante las horas del sueño y así lograr un descanso placentero y renovador.

 

 Además de su funcionalidad, los edredones también son muy bonitos y decorativos.

 

Para elegir un edredón nórdico

  1. Lo primero que hay que pensar es en el tamaño de la cama (plaza, plaza y media, queen o King side) para que este la cubra hasta una altura adecuada.
  2. El relleno: este puede ser de pluma, plumón o material sintético. Los últimos son los más económicos, fáciles de lavar en maquina lavadora y no hay riesgo de que el material de relleno se escape de su interior. Los de pluma y plumón, por ser de materiales naturales, son más cómodos ya que se adaptan mejor al cuerpo, son más ligeros y mantienen mejor la temperatura corporal.
    Si bien ambos son naturales son bien diferentes. Los de pluma contienen un cartílago central, que puede pinchar u hacer un orificio en la tela que permita su salida al exterior, y a la mañana siguiente todo el cuarto estará cubierto de plumas. En cambio, los de plumón pertenecen al pecho y al cuello del ave y no cuentan con la nervadura media, lo que los hace más suave, cómodos, aunque también más costosos.
    Algunos fabricantes combinan ambos materiales para dar comodidad y un óptimo gramaje.
    Cabe aclarar que los de pluma y plumón se pueden lavar en lavadora pero requieren mucho secado para evitar que la pluma quede húmeda, despida olor desagradable o se pudra en el interior del acolchado. Lo mejor es enviarlo a la lavandería.
  3. La tela y el diseño de confección: los de algodón suelen ser los más frescos y lavables, ideal para mantenerlos siempre impecables.

 



Ahora ya podemos descansar cómodamente en una bella y cómoda cama con nuestro nuevo edredón nórdico! Dulces sueños!




» ¿Te ha servido?
¡Compártelo!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Isabella Colombotto

Ratona de biblioteca, trabajo de correctora part-time para varios sellos editoriales. Cuanto cae en mis manos lo leo, desde un libro hasta la etiqueta del shampoo! :P (y por ahora no uso anteojos!)

Google+ 

Escribe tus consultas, recomendaciones o comentarios aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *